Madres de presos políticos en Nicaragua denuncian represión orteguista
Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Organismos locales, empero, elevan la cifra a 651
Las marchas contra Ortega son reprimidas con violencia
 

Reproduce este artículo

Las madres de presos políticos en Nicaragua denunciaron el incremento de la represión por parte de agentes policiales y paramilitares del régimen de Daniel Ortega, que a pesar de haber sofocado una sublevación civil en abril de 2018, aún echa mano de sus fuerzas para desmontar las protestas ciudadanas que todavía persisten.

En un comunicado, la Asociación Madres de Abril (AMA) señaló que las activistas de la organización siguen siendo hostigadas por parte de la policía, grupos parapoliciales, personal de migración y gobernación del régimen de Ortega, informó este miércoles el portal digital Nicaragua Investiga.

“Entre las estrategias represivas incluimos hostigamiento, asedio, intimidación, ataque a las tumbas de nuestros familiares, a las iglesias en misas y homenajes”, indicó la organización en el boletín de prensa.

También denunciaron que esas fuerzas policiales y parapoliciales están llevando a cabo “patrullajes selectivos” contra los familiares de las víctimas de la represión orteguista en diferentes partes del país, como los cinco casos ocurridos en Managua, Tipitapa y Carazo.

Las madres además reclamaron por la profanación de tumbas de nicaragüenses muertos en las revueltas de abril de 2018, como sucedió con el sepulcro de José Manuel Narváez, asesinado durante la llamada “Operación Limpieza”, en Carazo (este del país).

 

 

La tumba de Narváez fue marcada con consignas sandinistas y ofensas, además de verterle aceite negro, señaló el sitio de noticias.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Organismos locales, empero, elevan la cifra a 651 y el Gobierno solo reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.

AMA pidió a los nicaragüenses sumarse a la campaña digital de denuncia #SosNicaraguaMadres y exigieron al Estado de Nicaragua cesar la jornada represiva contra ellas y sus familias.

Un grupo de madres llegó el pasado martes a la Asamblea Nacional a presentar una iniciativa de Ley que permita la liberación de 139 presos políticos que continúan detenidos por manifestarse contra el Gobierno, pero fueron asediadas por más de 30 oficiales de policía, añadió Nicaragua Investiga.

Las madres denunciaron que siempre que realizan una actividad se activan casi de inmediato las estructuras de represión del Gobierno.

“El viernes que íbamos para los ahuizotes en Masaya nos detuvieron, nos quitaron los teléfonos, nos querían llevar presas en el microbús, ya no aguantamos este asedio”, dijo Dora Chavarría.

 

 

Afirmó que todos los teléfonos les fueron robados por agentes de policía.

La Asociación Madres de Abril asegura que aún continúan 139 presos políticos injustamente detenidos y pretendían presentar ante los diputados una iniciativa de ley para lograr su liberación.

La propuesta de ley, llamada “No más presos políticos”, fue entregada con un documento que contenía más de 10 mil firmas a diputados del Partido Liberal Constitucionalista que se comprometieron a darle trámite en ese poder del Estado.

Chavarría aseguró que la condición médica de su hijo es delicada, porque tiene asma y no ha recibido medicación. Además dijo que lo tienen mal alimentado y por ello él le pide vitaminas.

“Me ha estado pidiendo que le lleve vitaminas, porque a veces no le podemos llevar paquetería y solo le dan una ración poca de arroz y frijoles”, expresó.