EEUU condena suspensión de seis ONG en Nicaragua

El régimen de Daniel Ortega ha encarcelado a opositores y candidatos presidenciales y acalló a la prensa independiente. Entre sus víctimas se cuentan también organizaciones críticas de su gobierno.
Nicaragua-EEUU
 

Reproduce este artículo

Estados Unidos rechazó este 18 de agosto la suspensión de seis ONG en Nicaragua, la mitad estadounidenses, que fueron acusadas por el Gobierno de obstaculizar los controles internos del país centroamericano.

“No es suficiente con que el régimen de Ortega-Murillo (el presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo) encarcele a periodistas, activistas y opositores políticos. Su último acto fue cancelar el registro de seis organizaciones extranjeras como Oxfam en medio de acusaciones bajo nuevas leyes represivas”, criticó la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

“La prohibición de Ortega a seis organizaciones internacionales ocurre después del arresto del editor de La Prensa (Juan Lorenzo Holmann Chamorro) y la redada en sus oficinas, el último periódico impreso en Nicaragua. Tales acciones buscan silenciar y fortalecer el control del régimen”, agregó el comunicado, difundido por la corresponsalía de EFE en el país centroamericano.

Las organizaciones no gubernamentales afectadas son las estadounidenses National Democratic Institute For International Affairs (NDI), International Republican Institute (IRI) y Helping Hands The Warren William Pagel, M.B. Foundation, según una resolución publicada en La Gaceta Oficial.

También la Fundación Oxfam Intermón de España; Oxfam Ibis de Dinamarca y Diakonía de Suecia.

El Ministerio de Gobernación (Mingog) aseguró en La Gaceta que esas entidades incumplieron sus obligaciones legales y obstaculizaron “el control y vigilancia” del Mingob de sus estados financieros y de los beneficiarios de sus donaciones.

La Asamblea Nacional, controlada por los sandinistas, y a petición del Ejecutivo, ha cancelado en los últimos tres años la personalidad jurídica a 34 organizaciones no gubernamentales nicaragüenses, la mayoría asociaciones médicas que cuestionan el manejo y las cifras oficiales de la pandemia del COVID-19.

El 29 de julio el régimen sandinista adoptó una decisión similar, que afectó a otras 24 organizaciones internacionales con sede en el país. En aquel momento, el Mingob utilizó el argumento de que las ONG no tenían sus papeles en regla.

La medida ocurre en momentos en que Estados Unidos y la Unión Europea aumentan la presión sobre el régimen de Ortega, con sanciones a familiares y allegados para que libere a 33 opositores detenidos desde junio. Entre los prisioneros hay siete rivales de Ortega para las elecciones presidenciales del 7 de noviembre.

El exgurrillero, de 75 años, gobierna desde 2007 y se postula para un cuarto mandato sucesivo por su partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).