Caro Quintero, el narcotraficante más buscado por la DEA
“El Narco de Narcos'' como también es conocido, fundó en los años 80 el Cartel de Guadalajara. Hoy las autoridades estadounidenses ofrecen 20 millones de dólares por su captura.
El narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero
 

Reproduce este artículo

El narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero se ha convertido en el fugitivo más buscado por la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, en inglés), quien ofrece una recompensa de 20 millones de dólares por información que pueda llevar a su captura.

El capo, que fue líder del Cártel de Guadalajara en los años sesenta, es buscado por la DEA por el secuestro y asesinato en 1985 de un agente de la DEA y por otros crímenes relacionados con el narcotráfico y la delincuencia organizada.

Va “armado y es peligroso”, apunta la DEA.

Reportes recientes afirman que al norte de México, “El Narco de Narcos'' como también es conocido, tomó las armas y está reagrupando sus fuerzas. Su primer objetivo ha sido disputarle el territorio de Sonora a la facción de Los Chapitos, liderada por los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán.

Caro Quintero se ha atribuido los últimos hechos de violencia ocurridos en el municipio de Caborca, Sonora, donde frecuentemente se registran enfrentamientos entre elementos de la Guardia Nacional y presuntos sicarios.

Caborca conocida por ser una zona montañosa y productora de marihuana, el capo de 68 años de edad no sólo ha empezado a reclutar sicarios, sino que se ha aliado con antiguos operadores del Chapo Guzmán para establecer el grupo criminal “Cartel de Caborca”.

Personas han denunciado escenarios de terror en los que aparecen hombres asesinados y torturados sobre la carretera, vehículos calcinados, gasolineras y casas incendiadas en Sonora.

Este es un estado fronterizo con Estados Unidos, lo que lo vuelve un punto estratégico para el interés de las organizaciones criminales que buscan el control de trasiego de drogas. 

En mayo, una hielera con restos humanos fue abandonada en el Ejido 15 de Septiembre. El contenedor se encontraba acompañado de un mensaje con amenazas de parte de gente de Rafael Caro Quintero.

“A la gente de la Costa les estamos informando, somos la gente de Caro Quintero. Esta plaza no pertenecía y ahora todos aquellos productores, comerciantes, mineros de la región, tendrán que pagar la plaza, aquí estamos para limpiar. Soo la Barredora 24/7, el R Rodrigo Paez y Cara de Coch, y todos juntos somos el Cártel de Caborca”, [sic] se leía en la narcomanta.

EL FUNDADOR DEL CARTEL DE GUADALAJARA

Entre los fugitivos más buscados también se encuentran los mexicanos Ismael “el Mayo” Zambada, histórico capo del Cartel de Sinaloa, y Nemesio Oseguera Cervantes, alias “el Mencho” y líder del poderoso Cartel Jalisco Nueva Generación.

Fundador del Cartel de Guadalajara, Caro Quintero fue uno de los principales capos en los años ochenta y de los primeros en enviar droga a gran escala a Estados Unidos.

Nacido el 3 de octubre de 1952 en el estado mexicano de Sinaloa, cuna de los grandes capos mexicanos, Caro Quintero, que amasó una gran fortuna, había fundado su cartel junto con Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, alias “Don Neto”.

En 1985 se le vinculó con el secuestro y asesinato del agente de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) Enrique Camarena, perpetrado en febrero de ese año.

En abril de ese mismo año fue capturado en Costa Rica, a petición de las autoridades mexicanas, que ya sospechaban que estaba detrás del crimen de Camarena y del piloto mexicano Alfredo Zavala.

Ambos fueron secuestrados por sicarios el 7 de febrero de 1985 en el occidental estado de Jalisco, cuya capital, Guadalajara, era el principal centro de operaciones del cartel.

Un mes después, sus cuerpos fueron hallados en un rancho del estado de Michoacán, colindante con Jalisco, con señales de tortura, después de que el Cartel de Guadalajara sufriera importantes golpes de las autoridades mexicanas en colaboración con la DEA.

(Con información de EFE)