Una serie de tiroteos este martes terminó en una persecución en Los Ángeles

Una serie de tiroteos mortales y aleatorios, que terminaron en una persecución en las autopistas de Los Ángeles, dejó sin vida a varias personas la madrugada de este martes
Una de las víctimas esperaba ser atendido en Starbucks cuando fue baleado
 

Reproduce este artículo

Una serie de tiroteos mortales y aleatorios causaron miedo la madrugada de este martes en Los Ángeles. Aún las autoridades tratan de determinar las causas del ataque.

Una de las víctimas, identificada como Alexis Carvajal, de 25 años, se encontraba en la línea de autoservicio de la tienda Starbucks, cerca de la calle Figueroa y la 28, alrededor de la 1:25 a.m., cuando fue baleado sin motivo alguno, según la policía de Los Ángeles (LAPD).

El tío de la víctima, Álvaro Elías, le dijo a Univisión34 que la “gente que no tienen nada que hacer, no tiene vida”, sin poder contener el llanto de la muerte de su sobrino, de quien cuidó desde pequeño.

Este sería el segundo de tres tiroteos al azar que le quitó la vida al joven originario de Guerrero, en México, y quien hace solo cuatro meses se había casado.

Los ataques dejaron a tres hombres muertos, incluido el sospechoso, otro herido y desató una persecución por varias autopistas de Los Ángeles que terminó en la autopista 91 en Fullerton.

Perseguían a un hombre hispano del que no se conoce la identidad y tampoco los motivos por los cuales desató las balaceras violentas en horas de la madrugada.

Persecución en Los Ángeles 

La policía de Los Ángeles investigó al responsable de la matanza y confirmó que “actuó solo”. El sospechoso es un hombre hispano de entre 40 y 50 años, que estaba armado y disparó al azar a personas que se encontraban en su camino.

“Estamos tratando de determinar las causas de los ataques”, dijo Raúl Jovel, portavoz de la policía de Los Ángeles, afirmando que esperan el reporte del forense para revelar los datos públicamente.

“El sospechoso no quiso someterse al arresto”, haciendo referencia a la detención en la autopista 91 tras la persecución que duró por lo menos una hora a través de las autopistas 10, 51 y, finalmente, la 91.

Al momento de la detención, los oficiales trataron de negociar con el sujeto e incluso comunicarlo con un miembro de su familia, pero este abrió fuego, lo que causó que los agentes respondieran al ataque, matándolo en la escena.