Se vuelve viral el conmovedor recibimiento a un niño tras su quimio

Sus compañeros de clase le tenían preparada una grata sorpresa. Un recibimiento digno de un héroe, ovaciones mediante, tal cual él se merece por su gran logro. Con solo seis años de edad, John Oliver Zippay puede presumir de haber vencido sus sesiones de quimioterapia, y ello no es sólo un motivo de gratificación personal para él, sino para toda su familia, su escuela y todos aquellos que han sufrido por el cáncer.

Apodado JO, el pequeño Zippay fue diagnosticado con leucemia cuando tenía sólo tres años de edad. Como parte de su tratamiento, tuvo que soportar un cúmulo de procedimientos médicos al que incluso pocos adultos podrían hacerle frente.

Así lo destaca ABC News en su reporte de la historia del pequeño gran luchador, donde cuenta que, tras su tratamiento final de quimioterapia, Zippay fue recibido y saludado por sus compañeros de escuela primaria con gran entusiasmo.

“Comenzó con nuestra amiga, su hijo está en la clase de JO”, dijo la madre de éste, Megan Zippay, al citado medio. "Ella quería hacer una pequeña celebración", cuando JO regresara a la escuela después de su última ronda de quimioterapia.

Para el pequeño, que sospechó que algo le preparaban, sus padres harían el anuncio en clase de que había terminado sus sesiones de quimioterapia. Sin embargo, el recibimiento fue mucho más allá de un mero anuncio, y el video del mismo se ha vuelto viral en redes sociales, por el amor y los buenos sentimientos que transmite.

6-year-old gets big welcome back to school after final chemo treatment

John Oliver Zippay was diagnosed with a rare form of leukemia when he was in preschool and spent three years in and out of the hospital. Two days after Christmas he finished his last chemotherapy treatment. He returned to first grade last week to a standing ovation from his classmates.

Posted by NBC Nightly News with Lester Holt on Monday, January 13, 2020

“Cuando JO regresó a la escuela, sus compañeros se alinearon y le aplaudieron y vitorearon mientras caminaba por el pasillo de la escuela, radiante”, relata ABC News.

Tras tres años de quimioterapia diaria, esteroides mensuales y visitas al médico, ya Zippay podrá recuperar en gran parte sus actividades escolares habituales, en compañía de sus compañeros de aula. Lo peor de su lucha ya pasó, y con el entusiasmo y apoyo de sus familiares y amigos podrá enfrentar mejor el camino que le queda por delante.