EEUU: Mujer ataca con un martillo a pareja latina

Una pareja de ecuatorianos que estaba de vacaciones en Houston, aunque residen en Nueva Orleans, sufrió un ataque racista, luego que una estadounidense les atacara con un martillo
Vieja racista
 

Reproduce este artículo

Una pareja ecuatoriana, Arturo Cordovez y Lía Franco, residentes en Nueva Orleans, sufrió un ataque racista mientras estaban de vacaciones en Houston, Texas.

Arturo es un empresario y su esposa, es una doctora, que está finalizando su residencia médica en Tulane, en donde sigue estudiando neurología, y en donde ha atendido a algunas personas con COVID-19, según medios locales.

Por ello la pareja decidió distraerse en el fin de semana del Día de los Caídos, por lo que hicieron un viaje a Houston, y mientras buscaban algo de comer, se detuvieron dentro de su auto, para poder localizar un restaurante. Fue ahí cuando sufrieron el ataque racista de una mujer blanca.

El matrimonio no solo fue insultado de la nada, sino que fueron amenazados con un martillo por la señora, quien les dijo que se “regresaran a México”.

“Ella se paró detrás mío, eso fue por unos 10 minutos, mientras me perseguía y luego en un momento me mostró un martillo. Mientras yo la veía por el retrovisor ella me amenazaba con un martillo”, narró Cordovez en una entrevista con el canal Univisión.

Al no tener clara la situación, y pensar que le había hecho algún daño sin darse cuenta, Cordovez bajó el vidrio del auto para escuchar lo que la mujer decía, pero ella solo seguía agitando el martillo en su mano.

“Ella nos empieza a gritar y yo le contesté. Y ni bien escuchó el acento nos dijo: ‘malditos mexicanos, regresen a su maldito país’”, continuó Arturo.

Inmediatamente su esposa llamó al 911, pues creyó que la mujer podría tener un arma de fuego y que les podía disparar. Minutos después, la policía llegó al lugar y arrestaron a la mujer, quien fue identificada como Constance Lynn Bono, de 61 años de edad. Ahora, Bono enfrenta cargos de agresión con un arma mortal.

Los cargos contra Bono son considerados como un delito de segundo grado con un castigo de hasta 20 años en prisión. Pero, de encontrar pruebas que indiquen que el ataque fue motivado por racismo, el cargo podría ser elevado a un delito de primer grado.

 

Tags