'Los mexicanos': narcos que amenazan con pena de muerte en Quibdó

Este grupo criminal está imponiendo toques de queda y es conformado por jóvenes entre 20 y 22 años de edad, que reclutan menores de edad para entregar la droga y cobros extorsivos.
Las Fuerzas Armadas Mexicanas han reclutado a al menos 150 jóvenes
 

Reproduce este artículo

Un grupo delincuencial armado que se hace llamar 'Los mexicanos' entregó el fin de semana pasado varios panfletos en la ciudad colombiana de Quibdó, capital de Chocó, en los que advertían que los habitantes que se encontraran en la calle después de 6 p.m. serían sometidos a la pena de muerte.

"Prácticamente, decretaron un toque de queda, y ellos andan armados. Tocó cerrar el comercio y guardarse, esto parecía un pueblo fantasma", narró un comerciante de Quibdó a El Tiempo.

Esta situación alarmó a las autoridades colombianas y al presidente colombiano, Iván Duque, quien viajó en la noche de este lunes 19 de octubre hasta la capital de Chocó. El mandatario evaluará este martes la situación en conjunto con las autoridades militares y de policía de la región.

El viaje es por la imperiosa necesidad de "hacer una revisión de la seguridad en esta región del país, atendiendo las denuncias ciudadanas, y evaluar el alcance de la inversión social que se ejecuta", justificó el Gobierno colombiano, mientras que la Minga Indígena se encuentra en Bogotá a la espera de mesa de diálogos con Duque.

En la capital de Chocó, además de 'Los mexicanos', hacen presencia otras redes delincuenciales como 'Los Kennedy', 'Los Palmeños', 'Los Rapados' y 'Los Locos', dedicados al narcotráfico y la minería ilegal.

Este grupo criminal está disputando una guerra territorial por el control de la venta de droga al menudeo (microtráfico) contra el 'Clan del Golfo', que hasta el momento ha dejado 120 muertes violentas, mientras que el año pasado en igual periodo se registraron 91 homicidios. Los ‘Mexicanos’ tienen injerencia en la comuna 1, 5 y 6 y en  el sector conocido como las 1.550 casas.

"'Los mexicanos' lo conforman jóvenes entre los 20 y 22 años, muchos de ellos proceden de familias desplazadas por la violencia que llegaron a establecerse en Quibdó, y ante la falta de oportunidades delinquen", aseguró el alcalde de Quibdó, Martín Sánchez, al medio colombiano.

Estos jóvenes se hacen llamar 'Los mexicanos' porque han visto las series y películas sobre los carteles mexicanos y "quieren parecerse a ellos", señaló Sánchez. Su jefe, alias 'Chuky', fue capturado por las autoridades y ahora buscan identificar a su sucesor.

"En Quibdó hay un problema grave de consumo de drogas, perico y marihuana, lo que se convierte en la gasolina para estas redes dedicadas al microtráfico", dijo el alcalde
.
"Algunos de los integrantes de 'Los mexicanos' que han sido capturados se encuentran en la cárcel de Quibdó, desde allí envían videos y mensajes alusivos a su grupo. Y lo más grave, es que ponen a adolescentes, entre los 14 y 17 años a entregar droga o hacer cobros", comentó un habitante de la zona.

Panfletos de amenazas

El pacifico colombiano, donde está ubicado el departamento de Chocó, es una de las zonas más afligidas por el conflicto armado. Limita hacia el norte con Panamá, un punto clave para el tráfico de personas y drogas, donde se evidencian constantes enfrentamientos entre el ELN y Los Urabeños por el control del territorio.

A principios de abril, el ELN distribuyó panfletos en los municipios de Tadó, Litoral de San Juan, San José del Palmar y Atrato, donde se estipulaban varias normas relacionadas con la emergencia sanitaria, como cierres de vías, toques de queda, prohibición de eventos y reuniones, y el aislamiento obligatorio de quienes ingresaran a la región.

En el municipio de Argelia circularon panfletos firmados por la estructura ‘Calos Patiño’ amenazando a quien incumpliera el aislamiento. Por último, el grupo ex-FARC Dagoberto Ramos ha amenazado a comerciantes por no acatar las medidas preventivas y ha pintado grafitis alusivos al grupo en vehículos que se movilizan en sus zonas de influencia.

Una fuente del Consejo Regional Indígena del Cauca le contó a InSight Crime que tuvieron que quitar algunos de los más de 380 puestos de control establecidos al inicio de la pandemia, debido a los constantes ataques, amenazas y señalamientos de las ex-FARC mafia.