Guerrilleros del ELN fueron ejecutados por sus compañeros
Los sujetos habían sido capturados por la Guardia venezolana y entregados al grupo guerrillero que los torturó por adquirir predios en Venezuela con dinero de la organización criminal.
Miembros del Ejército de Liberación Nacional ELN
 

Reproduce este artículo

Tres miembros de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) fueron asesinados por sus propios compañeros, acusados de robar plata proveniente del narcotráfico para comprar bienes en Colombia y Venezuela, informó El Tiempo.

Las autoridades colombianas establecieron que Carlos Emilio Marín Giraldo, alias ‘Pablito’, integrante del Comando Central (COCE) del ELN, junto con alias ‘Nacho’ habrían ordenado la ejecución de tres de sus lugartenientes que les comprobaron que estaban utilizando las ganancias generadas por el tráfico de cocaína para adquirir inmuebles a título personal en ambos países, reveló el mismo medio.

El documento también está en manos de agencias federales de Estados Unidos, que actualmente tienen procesos abiertos contra once integrantes de esa agrupación por narcotráfico e incluso están ofreciendo 5 millones de dólares por información de Wílver Villegas, alias 'Carlos Puerco'.

Al parecer todo había iniciado cuando uno de los guerrilleros asesinado por orden de ‘Pablito’, identificado como Nahin Quintero, alias ‘Alberto’ o ‘Brazo de Reina’, fue capturado junto con su amante por la Guardia Nacional de Venezuela.

Quintero se escapó de un campamento guerrillero en la frontera con Venezuela. Pocos días fue detenido por autoridades venezolanas y entregado a alias Pablito, junto con una lista de irregularidades elaboradas por miembros de la Guardia venezolana.

Allí se señala que adquirió varios bienes en el país vecino y que despilfarraba importantes sumas de dinero proveniente del narcotráfico.

Tras varios días de permanecer amarrado, Quintero fue ejecutado el 14 de agosto de 2020 en el sitio conocido como Los Bancos, estado Apure, en Venezuela, aseguró El Tiempo.

Cerca de un mes después, el pasado 12 de septiembre, fueron asesinados por el grupo insurgente José Rubiel Ruiz Pamplona, alias ‘Sierra’, y Hernando Silva Chapeta.

Alias ‘Sierra’ era el segundo cabecilla del frente Domingo Laín, y fue ejecutado por los mismo hechos: apropiarse de dinero producto del tráfico de drogas. Para devolverle el cuerpo a su familia, el ELN puso como condición que fuera enterrado en Venezuela, en el cementerio Sucre, del estado Apure.

Silva Chapeta, considerado el hombre de confianza del frente de guerra Oriental, también fue ejecutado en la localidad de Los Bancos, estado Apure, luego de que lo delataron de hacer negocios particulares con miembros de organismos de seguridad de Venezuela, para beneficio propio y no de la organización guerrillera.

De acuerdo con el documento conocido por el El Tiempor, alias Guanache, como era identificado Silva, era también el responsable de la desaparición de dos guerrilleros del Eln.

“Ordenaron la muerte de tres importantes mandos debido a problemas internos que afronta ese frente de guerra, derivados esencialmente por corrupción producto de malos manejos de dineros obtenidos por narcotráfico y otras actividades ilícitas”, subraya el documento de inteligencia.

‘Pablito’ es requerido en Estados Unidos por los delitos de tráfico de armas y responsable del secuestro de periodistas estadounidenses. Según algunos correos en posesión de las autoridades colombianas, es él quien controla las rutas de tráfico de drogas por el occidente del país, aseguró el portal investigativo del crimen InSigth Crime.

La última de las acciones comandada por Pablito fue el reconocido atentado a la Escuela de Policía General Santander, en la ciudad de Bogotá. Posteriormente, el mismo Pablito asumió la responsabilidad sobre estos hechos a través de un comunicado oficial.

A raíz del atentado, los investigadores del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) y de la Unidad de Crimen Organizado de la Fiscalía, pudieron ahondar en la verdadera identidad de Pablito, quien en realidad se llama Carlos Emilio Marín Giraldo.