El ELN cada vez más dedicado al narcotráfico
El Alto Comisionado para la Paz calificó al ELN como una organización narcotraficante que disputa los corredores hacia el océano pacífico.
Integrantes del Ejército de Liberación Nacional
 

Reproduce este artículo

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) es un grupo cada vez más dedicado al narcotráfico
y busca disputar contra otros grupos armados las rutas del pacifico colombiano, dijo este miércoles el Alto Comisionado para la Paz en Colombia, Miguel Ceballos.

Ceballos habló desde Montería, Córdoba, sobre la creciente presencia del grupo guerrillero en los departamentos de Nariño y Cauca, durante una sesión territorial de la Comisión Nacional de Seguridad.

En Nariño, zona donde la semana pasada se perpetró una masacre de nueve jóvenes, existen grupos armados que se disputan los corredores del narcotráfico hacia el océano pacífico, entre ellos el ELN, a través de una subestructura que se denomina ‘Comuneros del Sur’, que hace parte del frente ‘Jaime Toño Obando’, indicó el alto comisionado.

Ceballos explicó que en ese sentido, la presencia del ELN está “absolutamente demostrada” y lleva varios meses en esa zona, lo cual los convierte en una organización narcotraficante

Los habitantes de los departamentos de Nariño y Cauca se han visto afectados por las disputas territoriales entre al menos seis grupos al margen de la ley, que desean dominar el negocio del narcotráfico en este territorio.

“Desafortunadamente ese grupo, cada vez más, se convierte en una organización narcotraficante, especialmente en el departamento de Nariño y en el departamento del Cauca, donde operan reductos del ELN que están compitiendo con otros grupos como la estructura 30 de las Farc, que desarrolla el negocio del narcotráfico en Nariño, y otras seis organizaciones criminales que están azotando al departamento”, aseveró Ceballos.

El alto comisionado también afirmó que su despacho continúa trabajando bajo la orientación del Presidente de la República, Iván Duque Márquez, en el desmantelamiento de estos grupos armados en el país, lo cual es “responsabilidad del Gobierno Nacional, por supuesto, pero también del gobierno departamental y de los gobiernos municipales”, señaló.

Además de los nueves jóvenes asesinados, las autoridades colombianas también informaron sobre el homicidio de tres indígenas en zona rural del municipio de Ricaurte, también en Nariño.