Skip to main content

Madre denuncia robo de alimentos y medicinas que envió a su bebé en Cuba por Aerovaradero

La cubana Gladis Yanet Pimentel, residente en Perú, denunció el robo de leche, avena, confituras y otros productos que envió para su bebé y su familia en La Habana

Image
Gladis Pimentel denunció que sus paquetes fueron abiertos en Aerovaradero
Fotomontaje ADN Cuba | Gladis Pimentel denunció que sus paquetes fueron abiertos en Aerovaradero

Actualizado: 7 November, 2022

 

La cubana Gladis Yanet Pimentel, residente en Perú, denunció el robo de leche, avena, confituras y otros productos que envió para su bebé y su familia en La Habana, a través de la empresa estatal Aerovaradero S.A.

En comunicación con ADN Cuba, Pimentel explica que hace aproximadamente un mes hizo un envío de “tres paquetes de 3 kilogramos (kg) cada uno por la empresa Aerovaradero. El día 4 de noviembre llamaron a mi familiar para que los fuera a recoger en la terminal 2 del Aeropuerto Internacional José Martí, en el almacén 21”.

Según Gladis Yanet Pimentel, “al recibir los paquetes los tres estaban abiertos”. En el primero, había enviado “2 kg de alimentos como leche para mi bebé que está en Cuba, avena, gelatina… Y 1 kg de confituras”. Ese paquete “lo entregaron con solo 0.5 kg, es decir lo dejaron vacío, solo con algunas confituras”, afirma.

En los dos paquetes restantes había “9 lámparas recargables, 4 ventiladores recargables, cargadores portátiles para teléfonos, audífonos, aseo y medicamentos”. Sin embargo, al familiar “solo le entregaron 1 kg. Todo lo demás desapareció”.

“Estoy muy indignada porque uno se sacrifica tanto para enviar algo a su familia, y [que] te lo roben sin la más mínima conciencia”, afirma la cubana residente en Perú, quien quiso “hacer pública mi denuncia a la empresa de Aerovaradero”.

Pimentel critica que, además de sufrir las pérdidas, “haya tenido que pagar el kilogramo a 150 pesos cubanos. Los paquetes llegaron con 3 kg a [Cuba], pero los trabajadores de allí desaparecieron todo lo que contenían”.

La carga fue entregada en Perú a la agencia de envíos a Cuba All Consulme S.A.C., que los manda a través de la aerolínea Copa a las dependencias de la empresa estatal en La Habana.

Facturas entrega Aerovaradero
Algunos documentos compartidos con ADN Cuba, de los paquetes enviados a La Habana.

De acuerdo con el relato de Pimentel, se hizo la reclamación a Aerovaradero S.A., “pero dicen ellos que hay que esperar” la respuesta para ver si recibían alguna “indemnización”.

En un primer momento, “los que despacharon el paquete [en Cuba] dijeron que llegaron así de Perú, [pero] al contactar con la agencia de aquí me explicaron que los paquetes llegaron a Cuba con los 3 kg”.

Luego, según cuenta Pimentel, un supervisor en La Habana “revisó y dijo que estuvo mal, pero que nada podían hacer, ya todo estaba perdido y solo podía hacer la reclamación para tratar de resolver en un mes la indemnización, que sería de 200 pesos cubanos”.

Gladis Yanet Pimentel también manifiesta su descontento con el monto que tendría la hipotética compensación, porque “el contenido de los paquetes era de 250 dólares aproximadamente, más el pago para enviarlos, que es de 29 dólares por cada uno”.

La cubana hizo énfasis en que “no dejaron nada de medicinas, nada de alimentos, nada de aseo, que es lo que más me interesaba que llegara. Las lámparas eran por la escasez que hay de electricidad y los ventiladores también”.

No es la primera vez que acusan a trabajadores del aeropuerto de La Habana de “robos” y otros incidentes relacionados con carga o paquetes.

A finales de octubre trascendió que Viajes Bojórquez, operadora turística con negocios en Cuba, denunció la pérdida de equipaje y el robo de pertenencias en las maletas de los pasajeros, entre otras afectaciones detectadas durante los vuelos de la aerolínea mexicana Magnicharters.

Armando Bojórquez Patrón, presidente de la Operadora Turística Bojórquez, remitió la misiva, con fecha del 19 de octubre, a la Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeroportuarios, S.A (Ecasa) y a los directivos de la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí.

“Maletas extraviadas, maletas rotas, abiertas, con roturas en los cierres de seguridad, dígase (candados, bridas), extracción de pertenencias dentro de las maletas, cambio de bienes por otros, con el objetivo de mantener el mismo peso de las maletas, dejando adentro objetos rotos, envases de perfumes vacíos, ropas sucias y viejas”, son algunos de los incidentes denunciados por Bojórquez en el documento al que tuvo acceso el diario independiente 14ymedio.


Tendencias