Rusia colaborará con Cuba en telecomunicaciones y ciberseguridad

Cuba y Rusia firmaron este lunes en La Habana un memorando de entendimiento con el fin de impulsar la colaboración en el sector de las telecomunicaciones entre ambas naciones.

El documento, con un perfil "amplio" que cubre áreas esenciales en el ámbito de las tecnologías, fue suscrito por el ministro cubano de Telecomunicaciones, Jorge Luis Perdomo, y el viceministro de Desarrollo Digital, Comunicación y Comunicación Masiva de Rusia, Mikhail Mamonov, informaron medios estatales de la isla.

El viceministro primero de Comunicaciones de Cuba, Wilfredo González, explicó que el acuerdo se refiere en particular a la esfera de las telecomunicaciones e industria de las tecnologías de la información e incorpora, además, elementos de la ciberseguridad.

"Trabajaremos con base a lo planteado en el memorando, pero no nos limitaremos solo al documento", señaló el viceministro ruso, quien manifestó la disposición a "dar respuestas detalladas y brindar soluciones" a todo lo que le interese a Cuba en las cuestiones del ministerio al que representa.

Esta nueva posibilidad de cooperación entre Cuba y Rusia se suma a la concretada en los últimos tiempos como parte del impulso que están dando a su relación bilateral para reactivar la estrecha cooperación que mantenían antes de la desaparición de la Unión Soviética (URSS) en 1991.

Ambos Gobiernos han firmado acuerdos de cooperación en diversos sectores y mantienen frecuentes contactos e intercambios de visitas.

En noviembre pasado, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, realizó una visita oficial a Rusia donde su par, Vladimir Putin, prometió ayudar al país caribeño en el proceso de modernización y reforma de su economía.

Rusia es uno de los diez primeros socios comerciales de Cuba, que reconoce como "estratégica" su asociación con el país euroasiático.

Uno de los proyectos en marcha en la isla con inversión rusa se encargará de mejorar la capacidad vial y reanimar el deprimido transporte de carga ferroviario del país caribeño con la inversión de unos 1.000 millones de euros (equivalentes a unos 1.054 millones de dólares) hasta el año 2030.