En 5 años el número de muertes por cáncer de piel puede aumentar en un 20%
El cáncer de piel es la forma más común de esta afectación a la salud, aunque puede ser curado con una temprana detección
Melanoma

En sus diferentes estados, la piel es un órgano vivo con capacidad de regenerar; es impermeable, resistente y flexible; respira y se mantiene activa las 24 horas del día realizando todo tipo de acciones fundamentales para el organismo.

Está en permanente relación con los otros órganos del cuerpo, y es a través de ella que el cuerpo revela disfunciones y malestares que nos afectan. Una de las afecciones más severas a las que está expuesta es al cáncer. El cáncer de piel es la forma más común de cáncer en los seres humanos, pero detectado a tiempo, es curable en la mayoría de los casos.

El cáncer de piel es una enfermedad producida por el desarrollo de células cancerosas en cualquiera de las capas de la piel. Existen dos tipos principales de tumores: el carcinoma y el melanoma. Los carcinomas son los más frecuentes, mientras que los melanomas son mucho menos frecuentes (1%), pero su evolución en general es de peor pronóstico, ya que en la actualidad es el responsable de más del 65% de muertes por cáncer de piel en el mundo.

Está comprobado científicamente que la exposición a las radiaciones ultravioletas provenientes del sol es la causa más frecuente del cáncer de piel. La razón de esto es que la piel absorbe de forma continua la radiación ultravioleta que emite el sol a lo largo de toda la vida. La mayor parte de la exposición a rayos UV proviene del sol, aunque una parte puede provenir también de fuentes artificiales, como las cabinas de bronceado y las camas o lámparas solares.

El ‘Informe sobre el Cáncer de Piel 2020: Deteniendo la Epidemia Global’, elaborado por la organización Euromelanoma y la Coalición Global para la Defensa del Paciente con Melanoma, precisa datos cada vez más preocupantes y evidencian la necesidad de mejorar la concienciación sobre los factores que aumentan el riesgo cáncer de piel. 


Revela que en los últimos 10 años los casos anuales de melanoma han aumentado casi un 50 por ciento y se sitúan en 287 mil 723 diagnósticos al año en el mundo, lo que supone unas 60 mil muertes por esta causa.

Las proyecciones efectuadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para los próximos 20 años predicen que para 2025, el número de muertes por melanoma aumentará un 20 por ciento y esa cifra se elevará a un 74 por ciento para 2040, lo que supondrá medio millón de diagnósticos anuales y unas 100 mil muertes por esta causa.

Cada persona tiene su sensibilidad individual y varía según el fototipo, pero es necesario recordar que el tiempo de exposición sin riesgo es de solo 20 minutos.

Con índice 1 y 2 de UV no se necesita protección y la persona puede permanecer en el exterior sin riesgo; en tanto con índice de 3 a 7 necesita protección y es recomendable mantenerse a la sombra y protegerse, además, usando camisa, anteojos, sombrero y fotoprotector. Con 8 a 11 o más lo ideal es evitar salir durante las horas centrales del día y es imprescindible usar ropa clara, fotoprotector y sombrero.

Tags