"Con mi escuela no te metas"
Es muy poco realista pensar que los estudiantes, quienes ya no atienden a las maestras físicamente presentes en las aulas, vayan a dedicar tiempo a estudiar desde casa
"Con mi escuela no te metas"
 

Reproduce este artículo

No me asombra que el régimen haya puesto en algunos lugares de la ciudad posters donde se ve a un grupo de niños pequeños y se puede leer: “Con mi escuela no te metas”.

Se trata de carteles elaborados para celebrar el primero de mayo y como ya es costumbre emprenderla contra los Estados Unidos y la ley Helms – Burton que, como todos sabemos “son  los culpables de nuestras desgracias”.

El descaro del régimen comunista consiste en usar un punto como la educación de los infantes para su campaña política de mediocridad, a sabiendas de que es uno de los sectores en realidad menos atendidos.

En un artículo publicado en la emisora Radio Angulo se informa que el presupuesto del estado dedicado a la provincia en el sector educacional para el presente año asciende a 370,9 millones de pesos, que deberán repartirse entre mil 329 centros educacionales en los catorce municipios de Holguín.

Téngase en cuenta también que, según el portal de usuarios del MINED, en el territorio existe una matrícula de 149 mil 778 educandos, de ellos 5 mil 232 con régimen interno y 56 mil 868 semi internos, los cuales son atendidos por 18 mil 120 maestros y  profesores frente a aulas.

Aunque hay que reconocer que algunos centros educativos, ubicados en lugares céntricos, están bajo proceso de reparación, se sabe que una gran cantidad de escuelas se encuentran en estado constructivo deplorable.

Al principio del curso los padres debieron equipar las aulas con luminarias y ventiladores y  asumir el mantenimiento de instalaciones sanitarias, eléctricas y de acueducto, además de reparaciones de mesas, sillas, pizarrones, ventanales y de las aulas en general, algo que ya es tradición en toda la Isla.

Por otra parte el tan cacareado regreso de los maestros a las aulas atraídos por las promesas de mejoras salariales solo se concreta en la mente de los que se conforman con una Cuba virtual.

En la práctica, continúa existiendo un déficit de educadores en todos los niveles, siendo en la primaria el mayor problema, aunque las autoridades así no lo reconocen.

En publicación digital del rotativo oficialista Ahora para el 23 de marzo, el director provincial de educación, Luis Felipe Batista Rodríguez, informó que “el territorio cuenta con un total de 16 mil 995 plazas para docentes, de ellas cubiertas 15 mil 937, para un 93,8 por ciento de cobertura. Hay que subrayar el aporte significativo de 355 jubilados reincorporados al sector, especialmente a la Educación primaria. Así como los más de mil 381 docentes que causaron baja en otros periodos y retornaron a las aulas.”

Vale destacar que aún existen 1058 maestros en falta para la provincia de ellos 243 solamente en la cabecera provincial, cifra que muy probablemente sea superior.

Asimismo el funcionario afirmó que “a pesar del descenso en la cobertura no tenemos déficit, pues suplimos las necesidades con alternativas que van desde el incremento de carga docente y relación docente-niño, contratos, vinculación a la docencia de directivos, funcionarios y las especialidades (bibliotecarias, profesoras de Computación, psicopedagogas, logopedas) hasta profesionales en formación, y especialistas de la producción”.

El rotativo publica que los municipios con más necesidades son Banes, Moa, Antilla, Baguanos y Cueto. Así como que las asignaturas  menos favorecidas son Matemáticas, Biología, Química y Física. 

La sobrecarga de trabajo, las altísimas responsabilidades, el poco o ningún reconocimiento por parte de las autoridades y de la sociedad en general unido a los exiguos salarios impulsan a los docentes a no continuar con el magisterio y emigren hacia el sector privado.

Finalmente y de manera muy acertada se tomó la decisión de suspender el curso lectivo debido a la pandemia de COVID-19, medida adoptada desde el pasado 23 de marzo y que debía ser válida por un mes, sin embargo y es lógico, aún no se vislumbra un final para este asunto.

Aunque se transmiten clases diarias por los canales de televisión es muy poco realista pensar que los estudiantes, quienes ya no atienden a las maestras físicamente presentes en las aulas, vayan a dedicar tiempo a estudiar desde casa.  

Finalmente el curso seguirá suspendido por tiempo indefinido. Ante estos datos cabe preguntarse: ¿Con cuál escuela no me meto?

Escrito por Emilio García

Tags