Skip to main content

“¿Hasta cuándo cómplices de la dictadura?”: activistas critican cobertura de AP a las protestas en Cuba

Varios activistas cubanos criticaron a la agencia Associated Press (AP), con sede en Estados Unidos y corresponsalía permanente en Cuba, por su cobertura de las protestas

Actualizado: 30 September, 2022

 

Varios activistas cubanos criticaron a la agencia Associated Press (AP), con sede en Estados Unidos y corresponsalía permanente en Cuba, por su cobertura de las protestas ocurridas este jueves 29 de septiembre en La Habana.

Cientos de personas salieron a las calles de la capital a expresar su rechazo al régimen de la isla y su gestión de la crisis, que se agravó esta semana con el paso del huracán Ian, y la situación energética que sufren desde hace meses con apagones de más de 12 horas diarias. Videos difundidos en redes sociales muestran que en las manifestaciones, además de exigir el restablecimiento del servicio eléctrico, muchos cubanos pedían “libertad”.

Según la activista Saily González Velázquez, la corresponsal de AP en Cuba, Andrea Rodríguez, y su Director de Noticias para América Latina y el Caribe, Eduardo Castillo, en su cobertura de los sucesos “suprimen los gritos de libertad que se escucharon anoche en Cuba”.

La disidente exiliada expresó en Twitter que los periodistas “prefieren achacar lo sucedido exclusivamente al apagón, con tendenciosidad preocupante. Olvidan mencionar también el despliegue de fuerzas represivas por el régimen”.

En la nota en español, Rodríguez y Castillo informaron que “docenas de cubanos protestaron” en la capital cubana “en demanda de la restauración del servicio eléctrico”. En otra parte del artículo, expresan que solo en el municipio Cerro, los manifestantes fueron “unas 400 personas [que] se apostaron en la calle entre gritos de '¡Queremos luz, queremos luz! ' y cacerolazos”.

Al mencionar el antecedente de julio de 2021, cuando ocurrieron las mayores protestas contra el régimen comunista cubano, conocidas como “el 11J”, los periodistas de AP achacaron el estallido a “los apagones y las carencias agudizadas por la pandemia y las sanciones de Estados Unidos”. Apenas reseñan que “algunos [manifestantes] también arremetieron contra el gobierno cubano”.

“¿Hasta cuándo la prensa internacional acreditada en Cuba se mantendrá en complicidad con la dictadura?”, cuestionó González Velázquez.

Otros activistas criticaron que Rodríguez y Castillo, al titular la versión en inglés de su nota, calificaran de “pequeñas” las protestas de cientos de cubanos en varios puntos de La Habana y no mencionaran el despliegue militar.

“Ayer pedíamos [a] las agencias de prensa extranjera que reportaran lo que pasaba en Cuba. Y aquí está el 'reportaje'. Cuba entera sin luz y sin internet, un público seguro de miles de personas que no saben qué pasa con sus familias. Y ni aun así hablan de la represión”, lamentó la profesora de arte y activista Anamely Ramos.

El periodista venezolano Gabriel Bastidas criticó que, “al igual que el 11J, nuevamente nos enteramos de lo que sucede en Cuba gracias a periodistas independientes y ciudadanos comunes que suben la información a las redes con la precaria conexión que hay. Agencias internacionales con presencia en la isla no informan”.

José Raúl Gallego, periodista cubano radicado en México, afirma que “a esas agencias les preocupa más mantener sus credenciales y sus sueldos de primer mundo en un país miserable, que hacer periodismo”.

De acuerdo con Gallego, “es preferible que se marchen. Para hacer propaganda ya están los medios del Partido Comunista de Cuba”.

El régimen de Cuba movilizó este jueves un gran número de efectivos y vehículos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), la Brigada Especial del Ministerio del Interior (Minint) y otras fuerzas militares para impedir que se extendieran las protestas en varios puntos de la capital.

Las demostraciones de descontento popular fueron más numerosas en San Francisco de Paula, del municipio San Miguel del Padrón; en la comunidad de Playa Bacuranao; y en los municipios habaneros El Cerro y Arroyo Naranjo, entre otros. También se reportaron cacerolazos en otras zonas de la capital.

En medio de estas protestas, aproximadamente a las 8 pm hora de Cuba, ocurrió un corte masivo en toda la isla del acceso a Internet, cuyo proveedor es el monopolio estatal Etecsa. La conexión fue restablecida a las 3 am del viernes.


Noticias de Cuba