Seguridad del Estado consigue que retiren usufructos a campesinos opositores
Dos campesinos opositores perdieron la tierra que cultivaban por presuntas presiones de la Seguridad del Estado.
Campesinos cubanos (foto referencial)
 

A Daniel Alfaro, un campesino de San Antonio de los Baños (Artemisa) y miembro de la organización opositora Una Nueva República, le fue anunciado este miércoles la cancelación de un usufructo que le permitía cultivar una parcela de tierra, reportó Radio Televisión Martí.

Alfaro, que hasta ahora poseía 64 hectáreas de tierra para el autoconsumo de su familia, fue citado este 12 de agosto para presentarse a las 8:00 de la mañana del próximo martes en la Delegación Municipal de la Agricultura, donde ―le adelantaron― se le entregará la cancelación de su permiso para operar el usufructo.

“En la comisión agraria se personó un miembro del Partido Comunista que atiende la agricultura, quien manifestó que yo no requería de los parámetros políticos e ideológicos para tener tierras”, declaró el campesino a Radio Televisión Martí.

De acuerdo con ese medio, Alfaro recibió su parcela de tierra cubierta de marabú. Después de limpiarla y hacerla productiva, las autoridades del régimen le niegan su usufructo,

Radio Televisión Martí también informó sobre otro campesino, en este caso en el municipio de Quemado de Güines (Villa Clara), el cual ha perdido dos usufructos en los últimos meses.

Se trata del opositor Ibar González, quien fuera miembro del Movimiento Cristiano Liberación.

Dicho campesino fue citado por funcionarios de una Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) aledaña a sus tierras, así como por miembros del Partido Comunista de Cuba (PCC), a una reunión donde también participó al menos un oficial de la Seguridad del Estado.

En ese encuentro, se le retiraron dos caballerías de tierras dedicadas por ser “contrarrevolucionario”, alegaron las autoridades del régimen.

Por otro lado, dos semanas atrás la junta directiva de la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) le retiró el último terreno que aún poseía en calidad de usufructo. “Los animales los tengo en la finca de una amistad y perdí toda la cosecha de aguacates, frutas y el arroz que había sembrado está por ver”, lamentó el campesino.

González declaró a Radio Televisión Martí que “esa junta directiva está corrupta, comenzando por el propio presidente de la CPA, llamado Modestico, que tiene una finca particular, donde usa a los trabajadores de la cooperativa y además desvía recursos para su beneficio”.

Las acciones de hostigamiento contra campesinos independientes u opositores son comunes en Cuba, donde el régimen gobernante premia la ideología de los campesinos antes que su capacidad para producir alimentos.