Prestigiosa galería neoyorkina exhibirá la primera gran retrospectiva de Loló Soldevilla en EEUU

La prestigiosa galería Sean Kelly de Nueva York presenta Constructing Her Universe: Loló Soldevilla, la primera gran retrospectiva de la obra de la artista cubana, según un comunicado de la institución.

El nombre de Dolores "Loló" Soldevilla (1901-1971) está asociado a la abstracción geométrica en Cuba, siendo figura clave en su promoción y desarrollo a partir de la década del 50. En esta exhibición se examina la carrera artística de Soldevilla, a través de más de 60 obras, entre pinturas, esculturas, trabajos en papel y construcciones, así como raros documentos históricos y fotografías.

Junto con la muestra, se presentará una monografía sobre la artista con ensayos por Rafael DíazCasas y Olga Viso.

"Nosotros nos deleitamos en haber organizado la primera retrospectiva de la obra de Loló Soldevilla en los Estados Unidos y fuera de Cuba. Esta exposición y la esencial monografía que hemos publicado la posiciona como una de las más fuertes voces artísticas en Latinoamérica después de la Segunda Guerra Mundial, así como una de las primeras mujeres en traer la abstracción al continente, estableciéndola firmemente como figura clave en el desarrollo de la abstracción en Cuba, Latinoamérica, y por ende del mundo", afirma el galerista Sean Kelly.

La exhibición podrá visitarse del 6 de septiembre al 19 de octubre.

Loló Soldevilla fue artista mayormente autodidacta, cuya carrera floreció a partir de la década del 1950. Abogada feroz por la justicia social, los derechos de la mujer y la clase trabajadora entre los años 1930-40s, Loló también fue promotora cultural y empresaria.

En Cuba, después de sus tempranas incursiones en la música, así como activista y líder política, Loló fue designada en 1949 attaché cultural en Europa. Mientras residía en París, comenzó a estudiar en los atelieres de prominentes artistas europeos. "A pesar que ella no estudió pintura y escultura hasta entrados sus cuarenta años de edad, fue capaz de forma rápida lograr comandarlas, y exhibir sus obras que transitaban de la figuración a la abstracción en galerías y salones parisinos", dice la nota.

"Para 1950, Loló producía pinturas y esculturas abstractas inspiradas por formas geométricas. En los siguientes años, Soldevilla desarrolla su innovadora teoría Color Luz que le da paso a sus Reliefs Lumineux, construcciones únicas que incorporan la luz como elemento activo en los diseños abstractos, y que se presentan por primera vez en París en el Salon des Réalités Nouvelles (1955). Sus pinturas, collages y paneles constructivos exploran la dinámica de la luz, la sombra y el relieve, sugiriendo movimiento y ritmo a través del uso patrones geométricos y de color."

Después de su retorno a La Habana en 1956, Loló jugó un rol activo como artista, curadora y galerista. Comenzó a abogar por la abstracción a través de ambiciosos proyectos internacionales, logrando atención en el paisaje abstraccionista de la Isla y sirviendo como vinculo vital entre Cuba, Europa y Latinoamérica.

Soldevilla organizó la importante exposición Pintura de hoy: Vanguardia de la Escuela de París, en el Palacio de Bellas Artes en la Habana, presentando el trabajo de 46 destacados artistas Hard-Edge, Ópticos y Cinéticos, incluidos Jean Arp, Sonia Delaunay y  Jesús Rafael Soto, entre otros. En esta exposición presentó arte abstracto internacional a la audiencia cubana por primera vez, y a su vez le abrió paso a muchos de estos artistas abstractos en Latinoamérica.

En octubre de 1957, Soldevilla junto al artista Pedro de Oraá funda a Galería de Arte Color Luz, para estimular el desarrollo del arte abstracto en Cuba y solidificó la presencia del movimiento de arte concreto en la Isla. La galería sirvió como incubadora para un grupo denominado “Diez Pintores Concretos”, del cual Loló fue la única miembro femenina, su imagen pública, y la integrante más entusiasta.

Cuando Castro llegó al poder y comenzó a transformar a la cultura cubana, la abstracción, aunque nunca fue explícitamente censurada, sí fue considerada "obsoleta" y "fuera de contacto con la nueva sociedad". A pesar que las actividades de Loló relacionadas con las artes visuales disminuyeron, ella se mantuvo activa, creando un nuevo colectivo, Grupo Espacio, y continuo pintando y exponiendo su trabajo hasta su muerte en 1971.