Conceden a Eduardo Cardet un fin de semana con su familia

El prisionero de conciencia, Eduardo Cardet, pudo pasar un fin de semana en familia, por primera vez luego de dos años y medio en prisión.

“Quiero agradecer las muestras de cariño de los amigos y conciudadanos que se han acercado a saludarme y envío un fuerte abrazo a todos los miembros del Movimiento Cristiano Liberación y mi agradecimiento a todas esas personas e instituciones que se han preocupado y se preocupan por mi situación y la de mi familia”, se puede leer en una nota firmada por Cardet y publicada por el Movimiento Cristiano Liberación (MCL).

Cardet, líder de esta organización, también dijo que “esperaba que este fuera un paso previo a su liberación".

El Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas dictaminó el pasado 19 de noviembre que la reclusión de Cardet, coordinador nacional del MCL, fue “arbitraria” y por tanto tiene que ser puesto “inmediatamente en libertad”.

El prisionero político, médico de profesión, fue arrestado el 30 de noviembre de 2016 frente a su casa en el municipio de Velasco, en Holguín. Un año después, fue sancionado por “desacato” en represalia del gobierno a su activismo de más de 15 años.

 Antes del último arresto, ya había sido detenido en varias ocasiones. Su familia también sufre acoso constante por parte de agentes de la Seguridad del Estado.

El abogado Juan Carlos Gutiérrez, presidente del Instituto de Derechos Humanos de la Asociación Mundial de Juristas, presentó su caso la semana pasada ante la Cumbre de Ginebra por los Derechos Humanos y la Democracia.