Hijo de Jair Bolsonaro propone equiparar comunismo y nazismo
Su propuesta "tiene como objetivo prevenir los genocidios", que, a su juicio, "son el resultado del nazismo y el comunismo"
Eduardo Bolsonaro
 

Reproduce este artículo

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, presentó a la Cámara baja un proyecto de ley que propone criminalizar el comunismo y que esa ideología sea equiparada al nazismo.

“Este proyecto de ley pretende impedir genocidios, que son el resultado del nazismo y el comunismo”, y tratarlos de la misma forma como el Código Penal “criminaliza el asesinato individual o establece el crimen de homicidio”, explicó el diputado en sus redes sociales.

Como ejemplos de lo que ha causado en la historia el comunismo, el legislador Bolsonaro dijo que cita en el proyecto el “holodomor (o genocidio) ucraniano” y el “holocausto realizado por los nazis alemanes”.

Bolsonaro apuntó que los parlamentarios, “como guardianes de la libertad, deben combatir toda ideología que destruya un aspecto tan fundamental en la vida del brasileño”.

El comunismo ha destruido naciones y producido hambrunas que han acabado con poblaciones enteras, el régimen comunista de China propició la muerte de al menos 40 millones de personas en el siglo pasado en medio de la llamada Revolución Cultural, antes de virar por completo su economía hacia un capitalismo de Estado para sacar a la gente de la pobreza.

"Como guardianes de esta (libertad), debemos combatir cualquier ideología que destruya un aspecto tan fundamental en la vida del brasileño", dijo el legislador a través de las redes sociales, donde precisó que su proyecto está inspirado en una ley ucraniana similar.


Además, señaló que su propuesta "tiene como objetivo prevenir los genocidios", que, a su juicio, "son el resultado del nazismo y el comunismo".

Con este proyecto de ley, Bolsonaro busca reformar la Ley de Seguridad Nacional y castigar a quienes se identifiquen con el comunismo —opositores al gobierno de su padre— con entre nueve y 15 años de prisión. Para justificar su iniciativaincluye al nazismo, que ya es castigado en Brasil, en la Ley de Delitos Raciales, con una pena de dos a cinco años de cárcel.

Bolsonaro precisó que presentó el proyecto este 1 de septiembre, día en que se cumplió el 81 aniversario de la invasión de la Alemania nazi a Polonia, ocurrida en 1939.