El presidente cubano promete entregar una casa diaria por municipio

Una una casa diaria por municipio. Esa fue la promesa del mandatario Miguel Díaz-Canel que aspira a resolver la fuerte crisis de la vivienda en Cuba, donde existe un déficit habitacional de 929 mil 695 domicilios, de las cuales 527 mil 575 entran en un estatus de nueva construcción y 402 mil 120 por rehabilitar.

De acuerdo con los medios oficiales, el régimen cubano reconoció la necesidad de atender el problema habitacional de forma inmediata, destinando para ello gran parte de las nuevas construcciones a las provincias más afectadas, como Artemisa, Mayabeque y Matanzas.

Asimismo el gobernante aseguró que La Habana, Cienfuegos, Sancti Spíritus, Las Tunas y Guantánamo presentan resultados positivos en la aplicación de la política que busca solucionar el problema.

Por su parte, René Mesa, ministro de la Construcción, consideró que el régimen debe aprovechar los cerca de 14 mil locales de instituciones estatales, que al parecer están vacíos porque el gobierno no tiene uso para ellos, y convertirlos en casas, y de esa forma atenuar un poco el panorama.

Según el Censo de Población y Viviendas de 2012 y la evolución con cierre en junio de 2017, el fondo habitacional de Cuba asciende a tres millones 824 mil 861 viviendas.