Economista cubano responde a Díaz-Canel sobre el rechazo a la privatización
El agro es el sector en el que deberían priorizarse las acciones para desatar las fuerzas productivas, asegura Monreal, en respuesta a las recientes declaraciones del presidente cubano
Agricultura cubana
 

Reproduce este artículo

El economista cubano Pedro Monreal ha publicado en su blog un resumen crítico de las recientes declaraciones del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, a propósito de la marcha de la economía en Cuba y su rechazo a la "privatización".

"Conviene tomar nota de la realidad", asegura Monreal: la gestión del agro cubano ya ha sido 'privatizada' en gran escala".

"Ante la incapacidad de la empresa estatal de gestionar el principal activo del sector -la tierra- se entregaron más de 2,1 millones hectáreas de tierras ociosas en usufructo, incluyendo aproximadamente a unas 250.000 personas naturales", explica el economista.

"La escala de la tierra estatal cedida en usufructo -a privados y cooperativas- es enorme, representando la tercera parte de los 6,2 millones de hectáreas de la tierra agropecuaria del país. Los productores privados aportan una parte decisiva de importantes renglones de la oferta nacional de alimentos. En siete categorías claves (frutales, maíz, frijol, viandas, hortalizas, leche y arroz) la contribución del sector privado supera el 50%", añade.

El agro es un sector clave de la economía cubana pues es el encargado de proporcionar seguridad alimentaria, concentra la mayor cantidad de empleos del país y es el área donde más rápidamente y en mayor escala pudiera producirse la sustitución de importaciones y el punto de origen de encadenamientos productivos, explica Monreal, al resumir una serie de comentarios adelantados en su cuenta de Twitter. "El agro es también el sector en el que deberían priorizarse las acciones para desatar las fuerzas productivas pues tiene el nivel más bajo de productividad sectorial de la economía", asegura.

"El 57% de las importaciones de alimentos se concentran en un reducido grupo de 5 productos cuyo valor de importación aparece entre en paréntesis, en millones de pesos: pollo (305), arroz (273), maíz (193), trigo (184) y leche en polvo (146). Con una política agropecuaria adecuada, se pueden reducir sustancialmente esas importaciones, con la excepción del trigo. La importación de esos alimentos no es algo “natural”, ni es inevitable."

"Desatar fuerzas productivas en el agro cubano significa eliminar las trabas estatales que todavía se mantienen para el funcionamiento de su segmento “privatizado”: un sistema de acopio ineficiente, mercados mal diseñados y ausencia de PYMES", explica Monreal.

"El apoyo al sector privado del agro debe ser priorizado y la razón es fácil de entender: es allí donde se decide la oferta nacional de alimentos. Se necesita una política pragmática y no una “conversación” ideologizada acerca del sector privado realmente existente", concluye.