Cubanos se pronuncian sobre nuevas medidas económicas

 

A pie de calle se siente el malestar. Y un reclamo unánime recorre todas las opiniones de los entrevistados por ADN Cuba: la unificación de la moneda.

Cuba inició este lunes la venta en divisas de productos electrónicos y piezas de vehículos, por ahora solo en contadas tiendas de La Habana y Santiago de Cuba, como parte de la última estrategia del gobierno para recaudar "moneda fuerte" y paliar la grave crisis de liquidez que sufre el país.

Ante la cámara, son mayoría los cubanos que se pronunciaron en tono crítico sobre las nuevas medidas económicas, mientras se quejan de que el Estado ha priorizado la recaudación de divisas en detrimento del CUC, acaparando el comercio que antes estaba a cargo de las conocidas como "mulas".

"No pienso que el pueblo se beneficie de las nuevas medidas" --dice uno. "Nos perjudica", asegura otro. "Eso afecta a las personas que antes podían hacer sus inversiones", declara un tercero.

"Dicen ellos que están perdiendo demasiadas divisas, pero le están quitando a las personas su negocio", razona.

"Nadie quiere comprarse nada en las tiendas. La gente busca una posibilidad de sobrevivir [como "mula"]. Con el Estado de este país no vamos a ganar nunca", resume uno de los entrevistados.

Están también, por supuesto, los que siguen al margen de estos problemas. Al ser preguntado sobre las recientes medidas, uno de los entrevistados responde: "Ni me afectan ni me benefician porque lo que yo gano es para comer".