Skip to main content

Citan para interrogatorio por segunda vez en un mes a periodista cubano

Decenas de cubanos se solidarizaron con el periodista independiente, quien ya había sido interrogado el 22 de octubre en la misma estación policial

Actualizado: 16 November, 2022

 

La Seguridad del Estado citó nuevamente al periodista cubano Adrián Martínez Cádiz para un interrogatorio este miércoles a las 3 p.m. en la estación policial de Zapata y C, segundo en menos de un mes, denunció en su perfil de Facebook.

Según explicó Martínez Cádiz en sus redes sociales, a un vecino, supuestamente, le habían dejado la citación el lunes 14 de noviembre, pero el individuo se la entregó este miércoles porque no lo había visto antes para dársela.

"Vale recalcar que mi abuela vive en casa y por sus años no sale de la casa por lo que está todo el tiempo y pudo recibir dicha citación. ¿Se puede dejar la citación con un vecino? ¿Quién firma el recibo de dicha citación? ¿Esto es legal?", cuestionó el activista religioso.

Decenas de cubanos se solidarizaron con el periodista independiente, quien ya había sido interrogado el 22 de octubre en la misma estación policial.

En esa ocasión, quien dirigió el interrogatorio fue la teniente coronel Kenia, conocida por acosar a artistas y periodistas de La Habana con "un tono amenazante, una mirada ruda, unos gestos fuertes", contó Martínez Cádiz el mes pasado.

El corresponsal en La Habana del medio de noticias de la Iglesia Católica EWTN denunció que los agentes de la Seguridad del Estado no le permitieron hablar para defenderse de las acusaciones.

Los agentes intentaron que Adrián firmara una carta de advertencia  por "comportamiento pre delictivo", a lo que este se negó.

"Yo con ustedes no me comprometo a nada y no voy a firmar esa acta".

Anteriormente, en abril de 2021, el periodista denunció que había sido amenazado de muerte por un hombre en una moto sin placa debido a sus publicaciones en redes sociales.

La persona que lo amenazó entonces le dijo que sus publicaciones en internet podrían costarle "dos puñaladas".


Derechos Humanos