Fallece esgrimista cubana, ex campeona del mundo, a los 52 años en Italia
La campeona mundial en la modalidad de espada en 1990, Taymí Chappé murió a los 52 años en Nápoles ciudad de Italia donde residía, luego de vivir mucho tiempo en España y ganar varias preseas para este país
Esgrimista Cubana
 

Reproduce este artículo

La campeona del mundo en la modalidad de espada por Cuba en 1990, Taymí Chappé Valladares, falleció este 3 de noviembre en la ciudad italiana de Nápoles a la edad de 52 años, según varios medios de prensa, como el diario deportivo español Marca.

Chappé había conseguido su primer título mundial con la espada en 1990 representando a la isla, pero se afincó en España luego de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, debido a su matrimonio con un ciudadano español.

En 1994 consiguió su nacionalidad española y fue decisiva al título mundial de espada por equipos, alcanzado por España ese mismo año. En 1997 volvió a subir al podio de un Mundial, esta vez de manera individual, logrando una medalla de bronce. Igualmente ganó la Copa del Mundo en 1994 y al año siguiente, 1995, encabezó el ránking mundial de espada, en la versión femenina.

En los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, la cubano-española ocupó la 17 posición al quedar eliminada en la ronda de dieciseisavos, pero su marca en el panorama deportivo de España y Cuba ya era imborrable. Después, fue tercera en el Campeonato del Mundo Senior de 1997.

Taymí era hija de Pedro Chappé, medallista olímpico de Cuba en baloncesto en los Juegos Olímpicos de Múnich 72.

Según el diario “Napoli Today”, Taymí llevaba 20 años residiendo en Nápoles, dando clases de esgrima en los últimos tiempos y “recientemente había cumplido 52 años. Parece que se enfermó durante un entrenamiento”.

Estaba casada con Massimo, napolitano. Era madre de dos hijos, Vittorio y Pedro y acababa de cumplir 52 años como se ha informado con anterioridad. También fue fotógrafa, porque en 2014 realizó una exitosa exposición, reinterpretando el espíritu de la mexicana Frida Kahlo a través de fotos de mujeres. 

"Su personalidad se podría comparar a la de un volcán. Intensa, irónica, profunda. Los que tuvieron el honor de conocerla saben que la suya fue una vida llena de emociones", dijeron al diario napolitano, amigos cercanos a la cubana.