Keiko Fujimori sale de prisión pero el proceso contra ella sigue su curso en Perú

Aunque la anulación de la prisión preventiva era algo que casi todo el mundo en Perú esperaba y daba por hecho, lo que sorprendió fue la rapidez con la que los siete jueces del organismo
Fujimori no saldrá del penal de mujeres hasta el jueves
 

Reproduce este artículo

Keiko Fujimori saldrá en libertad tras permanecer más de un año encarcelada después de que el Tribunal Constitucional peruano aceptara anular la prisión preventiva dictada en su contra mientras se le investiga por un presunto lavado de activos vinculado con aportes de la empresa Odebrecht.

Fujimori no saldrá del penal de mujeres de Lima donde se encuentra recluida al menos hasta el jueves, cuando se formalicen los plazos legales y se publique la resolución adoptada por el Constitucional (TC), si bien la alegría y satisfacción entre los simpatizantes de la líder opositora peruana fueron inmediatas apenas comenzaron a filtrarse rumores sobre la decisión.

Aunque la anulación de la prisión preventiva era algo que casi todo el mundo en Perú esperaba y daba por hecho, lo que sorprendió fue la rapidez con la que los siete jueces del organismo, que votaron divididos 4-3 por la liberación, anunciaron una decisión que no se esperaba que se produjera como pronto hasta el viernes.

La medida del TC, como bien se encargó de señalar el presidente del organismo, Ernesto Blume, no implica que Fujimori haya sido "absuelta o condenada" del delito de lavado de activos vinculado con presuntos aportes ilegales de Odebrecht por el que es investigada y que la ha mantenido en prisión preventiva durante 13 meses.

"No se ha juzgado el tema de fondo de la ciudadana Fujimori, el TC no ha declarado su absolución ni la ha condenado, eso es responsabilidad del Poder Judicial exclusiva, y eso lo respetamos de forma escrupulosa", afirmó en repetidas ocasiones Blume.

 

 

Así, esta resolución solo implica que la líder fujimorista seguirá en libertad mientras se investiga, tal y como sospecha el Ministerio Público, si recibió dinero en efectivo irregular de la constructora Odebrecht para financiar sus campañas electorales en 2011 y 2016, y montó un entramado en el seno de su partido para ocultar y blanquear el origen de esa financiación.

Los argumentos que Blume aportó al presentar la decisión, que no se conocerán completamente hasta que la sentencia se haga pública, apuntan a que la prisión preventiva fue anulada porque se vulneró "el derecho fundamental" a la libertad de Fujimori pese a que la decisión judicial fue sostenida en primera instancia, en la cámara de apelaciones y por el Tribunal Supremo.

Fujimori saldrá a la calle en medio de un contexto adverso en las investigaciones, después de que en las últimas semanas la fiscalía encontrara un nuevo sesgo que parece complicar su posición.

Pese a que Fujimori y sus colaboradores afirmaron una y otra vez desde que se iniciaron las pesquisas en su contra que los aportes a su campaña había sido todos debidamente registrados, procesados y documentados, una riada de recientes confesiones de empresarios peruanos obligó a la defensa a cambiar el argumento y reconocer "donaciones" secretas.

Precisamente este lunes, apenas dos horas antes de saber que será liberada, Fujimori se reservó su derecho a guardar silencio en un interrogatorio por estas nuevas revelaciones, argumentando que "no existen las garantías mínimas de respeto al debido proceso".