El índice de democracia desciende en 2019
El año pasado el 4% de la población vivía bajo gobiernos plenamente democráticos; en 2019 ese número descendió al 3%. El 40% de la población mundial vive en regímenes no-democráticos
El índice de democracia bajó en 2019
 

Reproduce este artículo

El 40% de la población mundial vive bajo regímenes autoritarios, dos veces más que el año pasado, en que ese número apenas alcanzaba el 19%, declaró CIVICUS Monitor, organización dedicada al análisis sobre el estado mundial de la democracia, basado en un estudio reciente.

Las libertades de expresión y asociación pacífica han retrocedido a nivel global y las organizaciones de la sociedad civil están siendo atacadas en muchas regiones del planeta. El año pasado el 4% de la población mundial vivía bajo gobiernos plenamente democráticos; en 2019 ese número descendió al 3%.

A pesar de los pesares, 2019 fue un gran año para la agitación social. De Sudán a Hong Kong, los pueblos se rebelaron pacíficamente contra los vejámenes cometidos contra ellos por sus gobernantes. La reacción en 96 países fue la de detener o impedir la protesta por diversos medios.

“Estos datos revelan una crisis profunda de los espacios democráticos en el mundo. Cuando millones salen a las calles, la respuesta de los gobiernos ha sido la represión en vez del diálogo”, declaró Marianna Belalba Barreto, especialista de CIVICUS. “Pero la resistencia de muchos activistas a la represión demuestra que los enemigos de la democracia no lo han tenido fácil”, agregó.

People Power Under Attack 2019 encontró que la censura es la práctica iliberal más común, ejercida en 178 países. Desde bloquear sitios web hasta sacar de parrilla programas de televisión, muchos gobiernos han logrado controlar la libre discusión en los espacios públicos.  

Unas 20 organizaciones colaboran con CIVICUS para proveer evidencia útil a estas investigaciones. Los datos se refieren a 536 espacios públicos pertenecientes a 196 países. Se catalogan, por orden ascendente, en cerrados, represivos, obstruidos, limitados y abiertos, basados en una metodología que combina varias fuentes de datos sobre libertad de asociación, de reunión pacífica y de expresión.