El coronavirus mutó y pudiera ser más contagioso, según estudio
La mutación afecta la proteína espiga, un mecanismo que permite que el virus ingrese al huésped
Coronavirus mutación

El coronavirus que surgió en Wuhan, China, hace más de cuatro meses, ha mutado desde entonces, y la nueva cepa dominante que se extiende por los EE. UU. parece ser aún más contagiosa, según un nuevo estudio publicado.

La mutación afecta la proteína espiga, un mecanismo multifuncional que permite que el virus ingrese al huésped.

La nueva cepa comenzó a extenderse en Europa a principios de febrero antes de migrar a otras partes del mundo, incluidos Estados Unidos y Canadá, convirtiéndose en la forma dominante del virus en todo el mundo a fines de marzo, escribieron investigadores del Laboratorio Nacional de Los Alamos, en un informe de 33 páginas publicado en BioRxiv la semana pasada.

Si el coronavirus no disminuye en el verano como la gripe estacional, podría mutar aún más y potencialmente limitar la efectividad de las vacunas contra el coronavirus que actualmente desarrollan los científicos de todo el mundo, advirtieron los investigadores. Algunos investigadores de vacunas han estado utilizando las secuencias genéticas del virus aisladas por las autoridades sanitarias al inicio del brote.

El estudio aún no se ha revisado por pares, pero los investigadores notaron que la noticia de la mutación era de "preocupación urgente" considerando las más de 100 vacunas en proceso de desarrollo para prevenir la Covid-19.

A principios de marzo, los investigadores en China dijeron que encontraron que dos tipos diferentes de coronavirus podrían estar causando infecciones en todo el mundo.


En un estudio preliminar publicado el martes, los científicos de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Pekín y el Instituto Pasteur de Shanghai descubrieron que un tipo más agresivo del nuevo coronavirus había representado aproximadamente el 70% de las cepas analizadas, mientras que el 30% se había relacionado con uno menos agresivo.

Se descubrió que el tipo de virus más agresivo prevalece en las primeras etapas del brote en Wuhan, la ciudad china donde se detectó por primera vez Covid-19 a fines del año pasado.

Pero la frecuencia de este tipo de virus ha disminuido desde principios de enero.

Los investigadores dijeron que sus resultados indican que el desarrollo de nuevas variaciones del pico en los casos de Covid-19 fue “probablemente causado por mutaciones y selección natural además de la recombinación”.

Los investigadores de Los Alamos, con la ayuda de científicos de la Universidad de Duke y la Universidad de Sheffield en Inglaterra, pudieron analizar miles de secuencias de coronavirus recopiladas por una organización que promueve el intercambio rápido de datos sobre todos los virus de gripe y otros coronavirus.