Califican de irresponsable a Daniel Ortega por pésimo manejo de emergencia sanitaria en Nicaragua
El Gobierno de Ortega no ha promovido el distanciamiento social y, al contrario, ha organizado actividades públicas, en medio de emergencia sanitaria por coronavirus
Vendedor ambulante de verduras captado en Managua. Efe
 

Organizaciones de la sociedad civil nicaragüense, dentro y fuera del país, denunciaron el pésimo manejo que el régimen de Daniel Ortega está haciendo en torno a la crisis sanitaria generada por el coronavirus en esa nación centroamericana.

La Alianza por la Libertad Global (GLA), Primero Nicaragua USA y el Movimiento Campesino de Nicaragua calificaron de irresponsable e incapaz al Gobierno de Ortega y a su Ministerio de Salud, pues en plena crisis global, cuando todos los países promueven el distanciamiento social, el régimen nicaragüense realiza eventos masivos.

“Mientras todos los países de la región junto con el Sistema de Integración Centroamericana están coordinando esfuerzos para acatar las recomendaciones de la OMS sobre el distanciamiento social, la necesidad de realizar exámenes masivamente y cuidar especialmente a la población de la tercera edad, el gobierno Ortega-Murillo sigue realizando y promoviendo actividades y eventos que arriesgan a sus propios ciudadanos y a los de países vecinos”, dijeron las tres organizaciones citadas, en un comunicado común, publicado este miércoles.

Nicaragua reporta apenas cinco casos confirmados de la COVID-19, uno fallecido y uno dado de alta, y mantiene a 12 personas aisladas preventivamente en hospitales, según el parte diario del Ministerio de Salud (Minsa).

 

 

Pese al bajo número de infectados, se cree que, debido a la actitud relajada del Gobierno frente a la pandemia, con pocas medidas de contención, no tardará mucho para que los casos se vayan disparando.

Las organizaciones de la sociedad civil instaron al Gobierno a que afronte con responsabilidad la gravedad del COVID-19, “por el bien de su pueblo”, y recomendaron varias medidas que deben ser puestas en marcha.

Entre ellas, la liberación de los presos políticos, encarcelados por Ortega luego del levantamiento civil contra su Gobierno, en abril de 2018.

También, la suspensión de las clases en las escuelas y universidades, así como de toda actividad multitudinaria gubernamental, y que se restrinjan reuniones de más de 10 personas y guardar distanciamiento físico.

Asimismo, lo instaron a disponer de pruebas para detectar el coronavirus en todas las cabeceras departamentales y permitir la colaboración de las clínicas privadas.

También recomendaron crear un Comité de Emergencia Nacional multidisciplinario público-privado y solicitar un Cuerpo de Paz de las Naciones Unidas que garantice la seguridad y el orden, considerando que la Policía está sancionada por violar los derechos humanos del pueblo.