Acusan de plagio a Carolina Herrera

La diseñadora Carolina Herrera ha sido acusada de plagio y apropiación cultural por el gobierno de México.

La nueva colección Resort 2020 de la modista venezolana, que está inspirada en la “alegría de vivir” de América Latina,  generó incomodidad en el Gobierno mexicano, que acusó a su diseñador, Wes Gordon, de “apropiación cultural”.

Alejandra Frausto, ministra de Cultura de México, solicitó “una explicación por el uso de diseños y bordados de pueblos originarios”, en una carta dirigida a Herrera y a Gordon.

Frausto asegura que algunos de los patrones utilizados en la colección forman parte de la cosmovisión de pueblos de regiones específicas de México.

 

El Gobierno ha pedido a Herrera que explique públicamente los fundamentos que llevaron a la casa de modas a usar elementos culturales cuyo “origen está plenamente fundamentado”, resume el diario El País, citando la carta en cuestión.

México solicita además que la modista aclare si las comunidades portadoras de estas vestimentas “se van a beneficiar de las ventas de la colección”.

Se trata de un principio de consideración ética que… nos obliga a hacer un llamado de atención y poner en la mesa un tema impostergable…: promover la inclusión y hacer visibles a los invisibles”, indica el documento al que tuvo acceso el diario español.