Detenido durante cuatro horas el escritor cubano Jorge Ángel Pérez

Este sábado fue detenido durante cuatro horas el destacado escritor cubano Jorge Ángel Pérez, informó su colega, el también escritor Ángel Santiesteban en su cuenta de Facebook.

Según Santiesteban, Pérez fue sacado de su casa y esposado delante de sus familiares, sin que las autoridades le mostraran ninguna orden de arresto oficial ni le informaran de qué se le acusaba. En esas condiciones lo mantuvieron en la unidad policial, mientras el escritor se quejaba de la injusticia que cometían.

"Querían estudiarle su reacción" --opina Santiesteban. "Quizá pensaron verlo amilanado y aprovechar, como las aves de rapiña y, desde su machismo ultrajante de a comienzos de los años sesenta, arrinconarlo como homosexual al fin –pensaron– como hicieron con la mayoría en los años en que comenzó la barbarie y los enviaban a la UMAP para “readecuarlos” y hacerlo desistir de haberse convertido en una voz altisonante e imprescindible para la visión libre que necesita la sociedad cubana y el mundo que sigue los acontecimientos en el archipiélago cubano".

Al parecer, la policía política está molesta con las colaboraciones de Pérez para varios medios de la prensa independiente, como Cubanet, y ha desatado una campaña de acoso e intimidación contra su persona. Uno de sus vecinos lo ha incluso amenazado de muerte, y ha sido víctima de varios robos sin que la policía le haya dado explicaciones convincentes.

Jorge Ángel Pérez nació en Villa Clara en 1963. En 1995, ganó el Premio David de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba por su libro Lapsus Calami. En 1996, el Instituto Cubano del Libro le otorgó el Premio Dador, en su primera edición. Su novela El paseante cándido, que cuenta con varias ediciones, ganó el Premio Cirilo Villaverde en Cuba en el año 2000 y el Grinzanne Cavour en Italia en 2003. Su novela Fumando espero resultó Primera Finalista del Premio Rómulo Gallegos en 2004. Por su cuento En una estrofa de agua, le fue otorgado el Premio Iberoamericano Julio Cortázar en 2006, y su libro En La Habana no son tan elegantes fue distinguido con el Premio Alejo Carpentier en 2009 y con el Premio de la Crítica. En el año 2005, recibió, como reconocimiento a toda su obra, la Distinción por la Cultura Nacional.