Destituido funcionario que autorizó la marcha por los derechos de los animales en La Habana

El vicepresidente del gobierno del municipio habanero Plaza de la Revolución, Pedro Pablo Hernández Herrera, habría sido sustituido de su cargo este fin de semana en el más absoluto silencio, por autorizar una marcha contra el maltrato animal realizada el pasado día 7 de abril, según publica hoy Diario de Cuba a partir de fuentes cercanas al funcionario que pidieron mantenerse en el anonimato.

El grupo Cubanos en Defensa de los Animales (CEDA) consiguió el permiso para su manifestación pública en un hecho sin precedentes, ya que generalmente solo se autoriza a organizaciones o entidades oficialistas como el Centro Nacional de Educación Sexual, dirigido por Mariela Castro, hija del general Raúl Castro.

La marcha en defensa de los animales comenzó en la calle 23 del Vedado, cerca de la heladería Coppelia, y terminó en el Cementerio de Colón, ante la tumba de la activista animalista Jeannette Ryder.

A la convocatoria acudieron cientos de personas. La aglomeración y la presencia de prensa extranjera pusieron nerviosas a las autoridades, que obligaron a los participantes a caminar por calles menos concurridas hacia su destino final.

La destitución Hernández Herrera se habría ejecutado semanas después de la marcha para evitar que se relacionase con el hecho, pero desde hacía días el entorno del funcionario comentaba la posibilidad.