Revelan que más de 5 millones de venezolanos no tienen acceso a la información
El estudio señala que la información pública es una carrera de obstáculos, ya que resulta complicado para periodistas, medios de comunicación y ciudadanos, hacer valer ese derecho fundamental
Maduro posa con un periódico creado por el chavismo
 

Reproduce este artículo

“Atlas del silencio” es la más reciente investigación del Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), que reveló que más de 5 millones de ciudadanos en todo el país no tienen acceso a la información.

La directora del Instituto, Maria Eugenia Balbi, detalló que el control del papel -para imprimir periódicos- ha ido limitando las diversas vías para enterarse de lo que ocurre.

El estudio señala que la información pública es una carrera de obstáculos, ya que resulta complicado para periodistas, medios de comunicación y ciudadanos, hacer valer ese derecho fundamental.

“De acuerdo a la información que pudimos recoger, solamente 6,92% de las personas dice en este momento informarse a través, por ejemplo, de periódicos impresos, que en otro momento era el principal medio de comunicación. El principal referente que teníamos en Venezuela, y solamente el 8,63%, dice informarse a través de las televisoras”, indicó Balbi.

El representante del Colegio Nacional de Periodistas del país Edgar Cárdenas, aseveró que el actual gobierno en disputa de Nicolás Maduro persiste en el desarrollo de una política de agresiones y sanciones en contra de periodistas y medios de comunicación.

“No busca otra cosa que silenciar la información, la libertad de expresión, la libertad de prensa. Es lo mismo que hemos venido observando en los últimos tiempos, que es el delito de instigación al odio. Nosotros hemos venido observando ese delito como una especie de delito comodín, porque a todos los ciudadanos que se les ocurre, o a todos los colegas periodistas que cumplen con su labor de informar se les procesa por este delito”, aseguró Cárdenas.

A pesar del informe, Nicolás Maduro, en reiteradas oportunidades ha rechazado que la libertad de expresión en el país esté amenazada y ha resaltado lo que denomina como: “la democratización de las comunicaciones en el país y las plenas libertades”.

El año anterior (2019), IPYS consideró que el “abuso del poder estatal, las agresiones y amenazas, la desinformación, la opacidad y los mecanismos de censura, convirtieron al 2019 en el peor año para el ejercicio del periodismo en Venezuela”, cuando registraron 534 casos que acumularon 1032 violaciones a los derechos de libertad de expresión y acceso a la información pública de los periodistas y ciudadanos.

Ese mismo año, Conatel usó mecanismos que “prohibieron las transmisiones de seis televisoras extranjeras, retiraron nueve programas de opinión radiales y televisivos, y la señal de nueve emisoras”.

Desde el cierre de Radio Caracas Televisión (Rctv), uno de los principales medios de comunicación en Venezuela, Chávez instauró en el país un control absoluto de los medios. Radios, canales de televisión, periódicos y páginas de noticias fueron cerradas.

Otro factor que agrava la crisis comunicacional es la velocidad de Internet. Según un estudio de Speedtest Global Index, la conexión en Venezuela está en el penúltimo lugar de los 176 países que exploró, con 3,67 Mbps, sólo superada por Turkmenistán, un país de Asia central.