FMI descarta préstamo de 5.000 millones de dólares solicitado por Maduro

El Fondo Monetario Internacional (FMI) desestimó este miércoles la solicitud del gobernante de Venezuela Nicolás Maduro, quien la víspera había pedido 5.000 millones de dólares al organismo internacional para hacer frente a la pandemia provocada por el coronavirus.

"Desafortunadamente, el Fondo no está en condiciones de considerar esta solicitud", porque "no hay claridad" sobre el reconocimiento internacional del Gobierno venezolano, señaló un portavoz del FMI a la Agencia Francesa de Prensa (AFP).

"Acudimos a su honorable organismo para solicitarles su evaluación, respecto a la posibilidad de otorgarle a Venezuela una facilidad de financiamiento por 5.000 millones de dólares del fondo de emergencia del Instrumento de Financiamiento Rápido, recursos que contribuirán significativamente a robustecer nuestros sistemas de detección y respuesta", señala el comunicado firmado por Maduro y enviado al FMI esta semana.

"En este momento crucial, y conscientes de la agresividad y el alto nivel de contagio de esta enfermedad, seguiremos tomando medidas rápidas y enérgicas que detengan su propagación", agrega.

Maduro también se expresó "convencido" de que, "en coordinación permanente con la Organización Mundial de la Salud y el apoyo mutuo entre los países del mundo, podremos enfrentar y superar esta difícil situación, viendo hacer realidad los sueños futuros que nos depara el trabajo y el destino común".

Por su parte, la presidenta del FMI, Kristalina Gueorguieva, dijo ayer que cerca de 20 países habían contactado al prestamista global por interés en sus programas de financiamiento y que el Fondo haría seguimiento de esas solicitudes en los próximos días.

En los últimos años de crisis política, económica y humanitaria en Venezuela, Maduro ha acusado al FMI ―"el honorable organismo"― y a otras instituciones internacionales, entre ellas el Banco Mundial, de ser agentes al servicio de Washington en su supuesta "guerra económica" contra Caracas.

Según dijo el gobernante en octubre del año pasado, la institución solo vela por los intereses de los poderosos "y quiere sacar de los bolsillos de los pueblos el dinero para pagarle a los bancos internacionales. El FMI es el principal instrumento del demonio en el mundo; es el principal instrumento para imponer el modelo económico de explotación neocolonial de los pueblos del Sur, de los pueblos de América Latina y El Caribe".

Hasta el 17 de marzo, Venezuela había reportado 36 casos confirmados de COVID-19.

Desde el pasado martes todo el país se encuentra en cuarentena colectiva por orden de Maduro. "No tenemos un sistema de salud tan poderoso como otros países, si nos confiamos podríamos tener una pandemia pavorosa, por eso decretamos una cuarentena total", señaló.

Por su parte, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, advirtió que el coronavirus podría generar "un daño incalculable" porque "el Estado venezolano no cuenta con la capacidad para dar respuesta a esta pandemia".