Extraditarán a opositor venezolano desde España

El opositor venezolano Rolando Figueroa, militante de Voluntad Popular, está detenido en una cárcel en La Coruña
Rolando Figueroa, exiliado venezolano, durante una entrevista con LA RAZÓNPEPE FERRINLA RAZÓN
 

Reproduce este artículo

El opositor venezolano Rolando Figueroa Martínez, permanece desde este miércoles 16 de junio en la cárcel de Teixeiro, en la ciudad de Coruña (Galicia/España). El abogado de 42 años, militante del partido de Leopoldo López, Voluntad Popular, se entregó a la Policía tras ser notificado con una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión para ser extraditado a su país.  

Al parecer el Gobierno de Pedro Sánchez cumplirá con la extradición requerida desde 2018 por el régimen de Nicolás Maduro, que solicita a Figueroa por un presunto delito de estafa agravada en la compraventa de medicamentos, aunque no han aportado pruebas. El caso del disidente venezolano lleva más de cuatro años detenido, a punto de prescribir.

El despacho Oliver Abogados, que defienden a Figueroa pro bono, ha advertido que se trata de “una persecución política bajo un delito común: la única manera de traerse de vuelta a los opositores que han logrado abandonar el país”, reportó La Razón.

El opositor venezolano se entregó en la Comisaría y solicitó asilo y protección subsidiaria internacional, lo que fue desestimado.  La Audiencia Nacional accedió a extraditarlo a Caracas, lo que sienta un precedente peligroso para otros disidentes del régimen chavista exiliados en España, y que también son perseguidos por el dictador Maduro, como Leopoldo López o Ernesto Quintero, detenido en la prisión de Soto del Real, a la espera de obtener asilo político.

Ismael Oliver Romero, abogado de Figueroa, afirmó a ABC que su cliente es “una persona inocente y colabora con la Justicia". Advirtió además, que nunca ha previsto fugarse y que él mismo “decidió entregarse a la autoridad policial y, ahora, está ingresado en el Centro Penitenciario Texeiro a la espera de que se pueda parar su proceso de extraidición”.

El letrado cuestionó que los magistrados “no han querido apreciar su condición de opositor”, sino que ha sido considerado como un ‘opositor de base’. “No entiendo qué es eso. O eres opositor o no lo eres, pero no puedes medir el rango de oposición y menos si eres un activista de Voluntad Popular”, denunció Romero.

Figueroa se radicó en Coruña en 2017 junto a su familia: esposa e hijos (de 12 y 8 años) -todos de nacionalidad española- luego de huir de Venezuela por la persecución política y la terrible crisis humanitaria. Anteriormente el opositor había estudiado en esta nación europea un posgrado de Derecho, en la Complutense.

Mary Fe, su esposa, declaró a La Razón que “tristemente ha llegado el día más temido. Por mucho que nos habíamos mentalizado sobre que esto podía suceder, al final, es demasiado duro. Pero le prometí a Rolando que me mantendría fuerte y eso voy a intentar”.

“Ratifico plenamente mi confianza en la administración de justicia española y en la imparcialidad del sistema de justicia”, manifestó Rolando Figueroa en una entrevista publicada en el citado medio.