Rechazan orden de arresto a exministro de Peña Nieto por caso Odebrecht
Al parecer fue por “falta de sustento jurídico”. Luis Videgaray es acusado de cinco delitos entre los que se encuentran cohecho y asociación delictuosa.
Luis Videgaray
 

Reproduce este artículo

La Fiscalía General de México presentó ante el poder judicial una solicitud de orden de arresto contra Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Exteriores en el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), por el caso de corrupción de Odebrecht, confirmó este martes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Sí, me informaron que se hizo una solicitud en este sentido al Poder Judicial, pero se rechazó la solicitud porque un juez consideró que no estaba bien integrada la averiguación o la solicitud", dijo el mandatario desde Palacio Nacional.

Dijo desconocer si el rechazo a imputar a Luis Videgaray, quien fuera la mano derecha de Peña Nieto, ya es definitivo o se puede complementar la orden de captura y volver a pedir el arresto.

"En estos casos siempre se trata de reparar o complementar si está mal integrada la averiguación. Y esa es una función del juez que no admite porque considera que no es sólida o que no tiene todos los elementos", agregó.

La Fiscalía General de la República (FGR), de igual forma, acusó de "traición a la patria" al exministro Videgaray, entre otros delitos dentro del caso de corrupción en torno a la constructora brasileña Odebrecht.

El presidente AMLO apoyó que los ciudadanos decidan en la consulta popular convocada para 2021 si se debe investigar y enjuiciar a Peña Nieto.

Estas imputaciones derivan de la detención en febrero del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) del 2012 al 2016 Emilio Lozoya, extraditado desde España a México a mediados de julio.

En calidad de testigo colaborador, Lozoya denunció ante la Fiscalía General de la República al expresidente Peña Nieto y a Videgaray.

Los acusó de "ordenarle" recibir 10,5 millones de dólares de Odebrecht para la campaña electoral y para sobornar legisladores del opositor Partido Acción Nacional (PAN) en favor de la reforma energética que abrió el sector a la inversión privada en 2013.

Pero Lozoya también apuntó al sexenio de Felipe Calderón (2006-2012) por presuntos privilegios para la petroquímica Etileno XXI, vinculada con una compañía mexicana socia de Odebrecht.

Filtraciones y videoescándalos

Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), fue el primer mexicano implicado en el caso de Odebrecht, después de darse a conocer filtraciones y videoescándalos que sacudió  a la política mexicana.

El presidente AMLO exhibió imágenes de presuntos exfuncionarios de Pemex que entregan dinero a excolaboradores del PAN en el Congreso, algo que paró tras difundirse un vídeo del hermano de López Obrador en el que recibe "aportaciones" para la campaña.

Este "proceso desaseado" complicaría juzgar a Lozoya, advierte Luis Ángel Martínez, especialista anticorrupción de Ethos: Laboratorio de Políticas Públicas.

"Si a Lozoya no le gusta la sentencia es casi un hecho que se va a amparar porque todo el proceso tuvo una falla inicial en el debido proceso cuando se filtra la denuncia y salen vídeos donde supuestamente está involucrado", expone.

Martínez lamenta que México esté ante la posibilidad de perder "otra oportunidad" de resolver un caso trascendental, como con el esquema de corrupción de la Estafa Maestra del gobierno de Peña Nieto.

"Es toda una red internacional de corrupción y todo esto podemos aprender, si el tema de Lozoya se hiciera correctamente usando todo el Sistema Nacional Anticorrupción como debe ser, sin embargo, yo no veo que se esté ocupando todo el esquema para investigar a todos los presuntos implicados", concluye.