Skip to main content

UE provee un millón de euros para apoyar a damnificados en Cuba tras paso de huracán Ian

El bloque comunitario anunció que los fondos serán dados a sus socios que operan en Cuba para responder a las necesidades inmediatas de los más vulnerables

Image
Daños de huracán Ian en Cuba, imagen de referencia.
ADN Cuba | Daños de huracán Ian en Cuba, imagen de referencia.

Actualizado: 8 October, 2022

 

La Unión Europea (UE) anunció este sábado que proveerá un millón de euros por concepto de ayuda humanitaria para apoyar a las personas damnificadas en Cuba tras el paso del huracán Ian.

En un comunicado de su servicio de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria (ECHO), el bloque comunitario detalló que los fondos serán entregados a sus socios que operan en el terreno para responder a las necesidades inmediatas de los más vulnerables a través de la provisión de refugio temporal de emergencia, acceso al agua y servicios sanitarios.

El comisionado de Gestión de Crisis del organismo, Janez  Lenarčič, declaró que la UE “se solidariza plenamente con el pueblo cubano en este momento difícil”, y que el apoyo de emergencia contribuirá a brindar “ayuda vital a los afectados directamente en el terreno”, luego del impacto devastador del huracán Ian en el occidente cubano.

El meteoro tocó tierra en la provincia de Pinar del Río, la más occidental de Cuba, en la madrugada del 27 de septiembre. Sus lluvias y vientos, con velocidades máximas sostenidas de 185 kilómetros por hora, golpearon gran parte del oeste de la isla.

Ian salió del territorio cubano después de siete horas de embates, y dejó tras de sí numerosos daños en las provincias de Pinar del Río y Artemisa, así como, en menor medida, en La Habana y el municipio especial Isla de la Juventud.

Su paso produjo el colapso total del sistema de generación eléctrica en Cuba, lo que sometió a la práctica totalidad de la isla a apagones de más de 48 horas de duración y provocó protestas cívicas que demandaron una respuesta gubernamental más rápida y efectiva ante la contingencia.

De acuerdo con las primeras evaluaciones de las autoridades cubanas, el fenómeno meteorológico dañó total o parcialmente decenas de miles de viviendas, instalaciones de infraestructura social y cultivos.

Pinar del Río aún permanece sin energía eléctrica, lo que dificulta el suministro de agua y el restablecimiento de las telecomunicaciones. El territorio concentra el mayor número de damnificados, razón por la cual la ayuda de la UE se basa en las necesidades de los afectados más vulnerables en esa provincia.

Ante los cuantiosos destrozos dejados por Ian y la situación provocada por el colapso energético y la creciente escasez de alimentos y bienes de primera necesidad en la isla, el gobierno cubano realizó un inusitado pedido de ayuda humanitaria a su contraparte de Estados Unidos, según versiones de prensa.

La petición, cuyo monto y respuesta no han trascendido, encontró críticas entre opositores al régimen de la isla y activistas, quienes instaron a Washington en pronunciamientos a través de las redes sociales a cerciorarse de que cualquier recurso beneficiase realmente a los damnificados y al pueblo cubano en general, y no oxigenase a la cúpula castrista.