Skip to main content

"Consideramos que hubo cierta negligencia médica": reportan muerte de recién nacido en Cuba

El niño nació el 29 de octubre en el centro médico mediante cesárea y tanto él como su madre, Solangel Pérez Escalante, se encontraban con evolución favorable

Actualizado: Tue, 11/15/2022 - 13:37

Un bebé recién nacido falleció el pasado 31 de octubre en el Hospital Nacional "Dr. Enrique Cabrera", de La Habana, por supuesta muerte súbita, a solo dos días de su nacimiento, reportó la activista Diasniurka Salcedo en redes sociales.

Según explicó Salcedo en redes sociales, el niño nació el 29 de octubre en ese centro médico mediante cesárea, y tanto él como su madre, Solangel Pérez Escalante, se encontraban con evolución favorable, como evidencia la historia clínica.

Luego del parto, la madre pasó al salón de recuperación, donde estuvo más de 35 horas por falta de cama en la sala, y el bebé fue trasladado a un cubículo en la sala de neonatología.

Dos días después, a la 1:03 a.m del 31 de octubre, los sanitarios llamaron a la abuela paterna del pequeño para que se presentara en la sala de neonatología y allí le informaron que el bebé había fallecido por supuesta muerte súbita.

"Alegan que a las 9 p.m del 30 de octubre le dieron la toma de leche y aproximadamente a las 11:30 p.m se dieron cuenta de que el bebé estaba frío y pálido y rápidamente lo pasaron a terapia. Lo entubaron y nunca reaccionó. Para ellos fallece a las 12:30 a.m, desde entonces a las 1:03 a.m es que se le hace la llamada localizando a la familia del bebé, cuando se tenía el conocimiento de que el niño tenía una buena evolución", agregó la activista.

Salcedo denunció que en ningún momento la familia recibió información sobre el estado del bebé ni pudo verlo, por lo que "fueron torturados psicológicamente".

A las 4 a.m del 31 de octubre la madre fue informada de la muerte del bebé y en ese momento la doctora le dijo que si quería verlo ya fallecido, cuando Solangel nunca pudo verlo estando aún vivo.

Los familiares, al ver al niño fallecido, notaron que estaba morado.

Posteriormente, a las 5 a.m del propio 31 de octubre el padre del bebé autorizó que se le realizara una necropsia para conocer la causa de muerte. El procedimiento se realizó a las 4 p.m de ese día y, dos semanas después, todavía los familiares están en espera de los resultados.

La familia, en comunicación con Salcedo, solicita que este caso sea investigado y se le dé una respuesta concreta de la causa del fallecimiento del bebé, pues sospechan de presunta negligencia médica.


Actualidad