Skip to main content

Colas de varios días para sacar un pasaporte en Cuba

Hacer filas durante varios días y “perseguir” los sellos timbrados son algunos de los problemas que afrontan los cubanos que solicitan pasaporte o prórroga para el documento

Image
Pasaportes cubanos
Raúl Medina/ ADN Cuba | Pasaportes cubanos

Actualizado: 30 November, 2022

 

Hacer fila durante varios días y “perseguir” los sellos timbrados por distintas oficinas y municipios son algunos de los problemas que afronta el creciente número de cubanos que solicita  pasaporte o prórroga para el documento.

La aguda crisis económica y de derechos humanos en Cuba ha impulsado a decenas de miles de personas a irse de la isla, principalmente hacia Estados Unidos, por tierra o por mar, en peligrosas travesías que no pocas veces terminan con la muerte o la repatriación de los migrantes. Entre el 1 de octubre de 2021 y el 30 de septiembre de 2022, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés) detuvo en las fronteras norte y sur a 224 607 cubanos indocumentados, lo que representa un aumento del 471% respecto al año fiscal 2021.

El éxodo comienza, para la mayoría, tras superar la primera barrera en las oficinas de trámites en la isla: tener un pasaporte vigente. No es cosa fácil, pues la desprofesionalización de los funcionarios, la escasez de recursos y la enorme afluencia de solicitantes, convierten en un calvario las gestiones para obtener el documento.

Solo en La Habana, la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería (DIIE) emite unos 1000 pasaportes cada día, afirmó una oficial del Ministerio del Interior (Minint) en declaraciones a CubaNet.

La funcionaria de la Oficina del Carnet de Identidad del municipio Playa explicó al medio independiente: “Aquí se tramitan más de 400 pasaportes a la semana, pero hay oficinas que sacan un poco más, como las de Diez de Octubre, Centro Habana, La Habana Vieja, Cerro y Boyeros, que son más céntricas. La verdad es que no damos abasto, necesitamos más equipos y más personal para atender a la cantidad de personas que vienen”.

Generalmente, las oficinas de trámites del Minint no tienen suficientes asientos para los clientes, ni exteriores techados para hacer fila a la sombra, bebederos de agua o baños de uso público. “En sus colas, organizadas por extensos listados, al igual que en los comercios donde se expenden alimentos, productos de aseo y cigarros, abundan los coleros y revendedores”, refiere el reportero de CubaNet Osniel Carmona.

El primer paso para tener tu pasaporte en regla “es encontrar los sellos; en el banco rara vez tienen. Para resolver tienes que venir y cazar a los revendedores, ellos siempre tienen, pero a 3 000 pesos. O sea, 500 por encima”, expuso Ania Rodríguez Cuéllar en una oficina de trámites en Boyeros. “Y si necesitas el turno con urgencia, como yo, tienes que pagar otros 700 al colero”, agregó.

Otra cubana que prorrogó su pasaporte este mes contó a ADN Cuba: “afortunadamente yo tenía un sello guardado y el otro lo conseguí en el Cotorro, que era donde había. Los compran los revendedores y se ponen a venderlos donde se hacen trámites, al doble del precio. ¡Imagínate!”

En cuanto a los listados, CubaNet relata que, de manera clandestina, los cubanos “se anotan para asegurar, días después, quedar entre las primeras 60 u 80 personas, que es la máxima cantidad de turnos que se entregan durante las jornadas de horario corrido. Jueves y sábado las oficinas trabajan hasta el mediodía, y apenas atienden a unas 30 personas”.

A pesar de las dificultades para disponer de un pasaporte vigente, muchos procuran de cualquier manera preparar rápidamente su salida de la isla. Es el caso de Samuel Prieto Alonso, quien dijo al medio citado que vendió la casa familiar “por debajo de su precio, para completar el dinero del viaje”.

Prieto teme que los rumores de un entendimiento entre Estados Unidos y Cuba para cortar el éxodo se hagan realidad pronto.

“Si ahora cierran [EE. UU.] y empiezan a deportar [hacia la isla] nos quedamos en la calle prácticamente. Estamos temblando, en cuanto salga el pasaporte de mi esposa saco los pasajes al precio que sea. Antes que se acabe diciembre tenemos que llegar al yuma”, concluyó.


Actualidad