Skip to main content

Ticket, otra aplicación cubana controlada por los militares

“Hay evidencias de aplicaciones como estas que ponen en riesgo los datos personales de sus usuarios”, advierte una publicación especializada

Actualizado: 19 December, 2022

 

La aplicación informática Ticket, desarrollada en Cuba por entidades estatales, ha ganado protagonismo en los últimos meses, pues supuestamente permitirá a los ciudadanos reservar citas en Internet para acceder con facilidad a servicios del Estado y privados.

En la creación de Ticket participaron profesionales de la Universidad Central “Marta Abreu”, de Las Villas, y la Empresa de Tecnologías de la Información para la Defensa (Xetid), subordinada a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y sancionada por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

ADN Cuba informó recientemente sobre la utilización del software en operaciones relacionadas con la compra de divisas en las Casas de Cambio (Cadeca), mientras que otro programa desarrollado por Xetid, la plataforma Oregui, será instalado en todas las Oficinas de Registro de Consumidores conocidas como Oficodas.

“En teoría, Ticket tiene el propósito de ahorrar tiempo a los clientes al evitar que hagan largas filas para una gestión determinada”, explica un reportaje de YucaByte, medio especializado en telecomunicaciones y activismo.

La plataforma funciona de la siguiente manera: para registrarse es necesario un correo de activación válido, nombre, apellidos y número de carné de identidad. Aunque se pueden incluir hasta tres beneficiarios a la hora de reservar, cada ticket es personal e intransferible. En el caso de que el servicio requiera un pago previo, puede abonarse a través de la pasarela de pago EnZona.

Si en el momento de utilizar el programa no hay turnos, según se dice en las redes sociales del software, el usuario será ubicado en una “sala de espera” virtual, donde podría adquirir nuevos tickets en la medida en que se habiliten los turnos.

De acuerdo con YucaByte, entre los servicios que promociona la plataforma para reservar, hay, entre otros, varios relacionados con recreación, consultas médicas, entradas a conciertos, servicios jurídicos y gestión de trámites de administración pública.

Además, en julio de 2022 el Ministerio de Justicia ofreció la posibilidad de reservar turnos mediante Ticket en las oficinas de Notaría y Registro de la Propiedad en la ciudad de Pinar del Río. Según el medio gubernamental Cubadebate, eso frenaría el acaparamiento y la reventa de citas.

Sin embargo, abundan los reportes de usuarios sobre el mal funcionamiento de la aplicación y “hay evidencias de aplicaciones como estas que ponen en riesgo los datos personales de sus usuarios”, manifiesta YucaByte.

De acuerdo con el medio citado, la pasarela de pago que utiliza Ticket, EnZona, está conectada con el Sistema de Registro Ciudadano, con el que también trabaja el Ministerio del Interior (Minint).

“Este sistema recopila datos personales de los usuarios, lo que indica que es posible que una institución militar como el Minint tenga acceso a esos datos”, advierte YucaByte.

Josuán Cabrera, un programador entrevistado por el medio, critica que EnZona demande información que no le compete: “Para validar que una cuenta es mía, debo introducir tomo y folio de mi carnet de identidad, lo cual me parece son datos que deberían ser privados y una empresa de terceros (teóricamente hablando) no debería tener acceso para validarlos, así como tampoco le veo sentido a solicitar papeles de cuentapropistas para ofrecer algunos servicios”.

También menciona que, si un cliente se queda sin Internet en su móvil no podría utilizar EnZona ni Ticket, sobre todo porque solo un pequeño porcentaje de la ciudadanía tiene acceso a internet en sus hogares.