La maracuyá es considerada como la “fruta de la pasión”
La maracuyá es una fruta nutritiva, llena de fibra y antioxidantes, y bajo en calorías, lo cual la hace un excelente acompañante a una dieta sana y equilibrada.
Fruta de maracuyá
 

Reproduce este artículo

La maracuyá es una fruta de varias plantas del género Passiflora, y debido a su flor es llamada como la “fruta de la pasión”. Son una especie de frutas tropicales que también pueden sobrevivir en climas subtropicales; se pueden cultivar en cualquier parte del mundo y se pueden encontrar en en Asia, Europa, Australia y América del Sur y del Norte. 

Tienen una corteza dura, colorida y un centro jugoso lleno de semillas. Existen varios tipos de maracuyá que varían en tamaño y color como moradas, amarillas o verdes, algunas de éstas son la passiflora edulis, son pequeñas frutas redondas u ovaladas con cáscara morada, y la passiflora flavicarpa, son redondas u ovaladas con cáscara amarilla y generalmente un poco más grande que la anterior. 


PROPIEDADES

Foto: Recetas del Salvado

Esta fruta es una buena fuente de nutrientes, especialmente de fibra, vitamina C y provitamina A. Una sola maracuyá proporciona: 

  • 17 calorías
  • 2 gramos de fibra
  • Vitamina A y C
  • Hierro
  • Potasio

La maracuyá también es rica en compuestos vegetales beneficiosos, incluidos los carotenoides y los polifenoles. Su cantidad de polifenoles es más alta que en frutas tropicales como el banano, el mango, la papaya y la piña. 


BENEFICIOS 

Foto: Okdiario
  • Los antioxidantes de la maracuyá protegen al cuerpo de los radicales libres
  • Los compuestos vegetales reducen el riesgo de inflamación crónica y afecciones como enfermedades cardíacas
  • La vitamina C es un antioxidante importante para el sistema inmunológico y un envejecimiento saludable
  • El betacaroteno es esencial para preservar la buena vista y está relacionado con un menor riesgo de algunos tipos de cáncer, como el de próstata, colon, estómago y mama
  • La semillas contienen un polifenol llamado piceatannol, que mejora la sensibilidad a la insulina en hombres con exceso de peso, reduciendo el riesgo de diabetes tipo 2
  • Su fibra ayuda a mantener un intestino sano, previniendo el estreñimiento, y se asocia con un menor riesgo de afecciones como enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad
  • La cáscara de maracuyá contiene efectos antiinflamatorios que benefician  a las personas con asma y osteoartritis


CONSEJOS PARA LA COCINA

Para consumir esta fruta de la pasión, elimine la cáscara dura de la maracuyá; sus semillas, al igual que la capa blanca que cubre la pulpa, son comestibles. Algunas formas de consumirla son:

  • Lave y corte por la mitad la maracuyá y coma directamente de la cáscara
  • Exprima la maracuyá para hacer jugo y agreguélo a cócteles 
  • Use como cobertura o saborizante para pasteles y postres
  • Use para agregar una textura crujiente y un sabor dulce a las ensaladas
  • Mezcle su pulpa con yogurt natural


RECETAS 

  • Salsa de maracuyá

Foto: Emedemujer

Ingredientes:

½ taza de azúcar (100 gramos)
4 cucharadas soperas de agua
1 taza de pulpa de maracuyá

Preparación:

  1. Disuelva el azúcar en una olla con agua a fuego bajo, mientras revuelve constantemente
  2. Agregue la pulpa de maracuyá y continúe revolviendo (con o sin semillas)
  3. Envase y deje enfriar

 

  • Batido de maracuyá con fresa

Foto: artículos

Ingredientes:

300 gr fresas
2 maracuyá
1 banano
1/2 vaso leche 
1 yogur natural
1 cucharada azúcar blanca o de caña

Preparación:

  1. Agregue en una licuadora las fresas, el banano (picados), y la pulpa de maracuyá
  2. Añada el yogur natural, el azúcar y la leche
  3. Licúe hasta que la mezcla quede uniforme
  4. Vacíe en un vaso y decore con frutas al gusto


EFECTOS SECUNDARIOS 

Como todas las frutas, la maracuyá es segura de comer para la mayoría de las personas, sin embargo puede provocar efectos adversos como: 

  • Puede generar alergias en personas alérgicas al látex
  • El exceso de consumo de las semillas puede provocar apendicitis
  • La cáscara de la maracuyá puede contener químicos glucósidos cianogénicos, que al combinarse con enzimas son potencialmente venenosos

Generalmente, la cáscara dura de la maracuyá no se come ni se considera comestible.