Skip to main content

Sobrevivientes de la masacre de Bahía Honda llegan a EE.UU. y podrían ser deportados

Keny Duque y Daniel Beovides, dos de los sobrevivientes de la masacre de Bahía Honda sucedida a finales de octubre, llegaron a Estados Unidos y podrían ser repatriados a la isla

Image
Lancha hundida por Tropas Guardafronteras cubanas
Cubadebate | Lancha hundida por Tropas Guardafronteras cubanas

Actualizado: 18 December, 2022

 

Keny Duque y Daniel Beovides, dos de los sobrevivientes de la masacre de Bahía Honda sucedida a finales de octubre, llegaron a Estados Unidos y podrían ser repatriados a la isla, donde su vida correría peligro.
 
En declaraciones a America TeVé los migrantes, quienes arribaron al país norteño por vía marítima, informaron que las autoridades migratorias les entregaron una orden de deportación.

 
También confirmaron que el régimen cubano les obligó a cambiar sus testimonios para emplear sus historias en una supuesta investigación que libraría a la dictadura de la responsabilidad en el hundimiento de la lancha rápida, causante de la muerte de siete personas, incluida una menor de edad.
 
Otros sobrevivientes se encuentran en detención domiciliaria, aseguraron ambos balseros.
 
“En ningún momento la lancha se puso frente de Griffin. La lancha estaba parada estáticamente. La lancha —de Guardafronteras— le dio por el medio y le dio porque quería, no fue porque la lancha se le metió en el medio” declaró Beovides en entrevista.
 
El abogado Ismael Labrador dijo a America TeVé que muchos de sus clientes están en la misma situación que estos cubanos, y que la solución sería solicitar una entrevista de miedo creíble en la oficina de Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS por su sigla en inglés) en Miami, Florida.
 
En este caso en particular, los dos sobrevivientes “tienen muy buena base para ganar el miedo creíble” arguyó Labrador.
 
La embestida de una embarcación patrullera del régimen cubano el pasado 28 de octubre contra una embarcación de migrantes que intentaba escapar de la isla dejó como saldo siete cubanos muertos. Ahora, el régimen presiona a los familiares de los fallecidos para que no denuncien.
 
Como es habitual, el régimen, para justificarse, aseguró que la lancha, que transportaba a 26 pasajeros, era de origen estadounidense y que “violó el mar territorial de Cuba en una operación de tráfico de personas”.
 
 
 
 
 

 


Migración