Skip to main content

China reestructura deuda del régimen cubano y le regala $100 millones

El régimen comunista de China acordó reestructurar la deuda de Cuba y le dio a su homólogo caribeño nuevos créditos comerciales y de inversión

Actualizado: 28 November, 2022

 

El régimen comunista de China acordó reestructurar la deuda de Cuba y proporcionar a su homólogo caribeño nuevos créditos comerciales y de inversión por valor de 100 millones de dólares tras la reunión, en Beijing, entre los gobernantes de ambos países, informó la agencia de noticias Reuters.

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba y jefe del partido comunista de la isla, realizó una visita de Estado a China del 24 al 26 de noviembre por invitación del presidente Xi Jinping. El mandatario designado por el general Raúl Castro concluyó en el gigante asiático una gira internacional por “países amigos”, según la definición de su propio gobierno, incluidos Argelia, Rusia y Turquía.

Alejandro Gil, viceprimer ministro cubano y titular de Economía, dijo que Xi Jinping había donado 100 millones de dólares para ayudar al país a hacer frente a la grave escasez de productos básicos y a la crisis energética.

El comercio y la inversión china en Cuba se han desacelerado en los últimos años debido a que La Habana no cumplió con los pagos de la deuda reestructurada según analistas y diplomáticos citados por Reuters. Los analistas estiman la deuda en miles de millones de dólares, aunque no hay cifras oficiales disponibles.

“Vamos a encontrar fórmulas mutuamente aceptables para el ordenamiento y reestructuración de deudas”, declaró Gil.

China es el socio comercial más importante de Cuba después de Venezuela, aunque el comercio ha disminuido, de más de 2 000 millones de dólares en 2017, a 1 300 millones de dólares el año pasado, de acuerdo con cifras oficiales.

Díaz-Canel dijo a los medios oficiales, tras conversaciones en Beijing, que la deuda era un punto fundamental a tratar en su agenda con el presidente chino. También citó las palabras de Xi Jinping, quien expresó que “hay que encontrar una solución a todos los problemas con Cuba, independientemente de la deuda, y que eso no puede ser lo que limite el desarrollo”.

De acuerdo con una investigación de Sebastian Horn y Carmen M. Reinhart publicada en la Harvard Business Review, “en las últimas dos décadas, China se ha convertido en un importante prestamista mundial, con reclamaciones pendientes que ahora superan más del 5% del PIB mundial. Casi todos estos préstamos son oficiales y provienen del gobierno y de entidades controladas por el estado”.

Teniendo en cuenta los datos citados por estos expertos en 2020, el régimen comunista chino y sus filiales han prestado alrededor de 1,5 billones de dólares en préstamos directos y créditos comerciales a más de 150 países de todo el planeta. China se ha convertido en “el acreedor oficial más grande del mundo” al superar a los prestamistas oficiales tradicionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o la combinación de todos los gobiernos acreedores de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Pero las cifras de la deuda con China podrían ser mucho mayores. Una investigación realizada por AidData, un organismo de desarrollo internacional de la Universidad William & Mary de EE. UU., revela que la mitad de los préstamos de China a los países en desarrollo no se incluye en las estadísticas oficiales de deuda, informó la BBC.

Beijing ha enfrentado críticas por sus prácticas crediticias a los países más pobres, acusada de dejarlos con dificultades para pagar sus deudas y, por lo tanto, ser vulnerables a la presión diplomática del Partido Comunista del país asiático, algo que su gobierno ha negado.


Economía