Skip to main content

Preso político José Daniel Ferrer recibe visita de su familia

Tras meses sin visitas familiares, el preso político cubano José Daniel Ferrer pudo reunirse con su familia en la prisión de Mar Verde

Actualizado: 18 November, 2022

 


Tras meses sin visitas familiares, el preso político cubano José Daniel Ferrer pudo finalmente reunirse con su familia en la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba.

La organización no gubernamental Cubalex informó en horas de la noche de este viernes que el líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) pudo pasar dos horas con su esposa  Nelva Ismarays Ortega-Tamayo y dos de sus hijos.

“Según comenta su familia, lo encontraron muy delgado, pero con mejor coloración en su piel, la cual permanece dañada por las picaduras de mosquitos. Además tiene lesiones producto de bacterias y hongos”, dijo la ONG en un hilo de Twitter.

Ferrer envió su agradecimiento a quienes han sido solidarios con él y han denunciado la situación a la que lo somete el régimen cubano.

Ayer jueves las autoridades del penal le habían negado la visita al prisionero de conciencia. Cubalex publicaba que Ortega-Tamayo había sido impedida de ver a su esposo. 

La familia del disidente acudió ayer a la prisión con la esperanza de que cumplieran la promesa hecha el miércoles por un agente del Estado a través de una llamada telefónica.

Sin embargo, de acuerdo con la información obtenida por la ONG, ayer no permitieron que Ferrer viera a su familia “porque se resiste a vestir la ropa de reo común. Ferrer ha estado más de un año en celda de castigo”.

El coordinador general de la Unpacu fue así castigado pocos días después de que el régimen aparentemente le concediera algunas de sus demandas en prisión.

Ana Belkis Ferrer, hermana del opositor, informó en Facebook, a inicios de esta semana, que “la dictadura Castro-Canel comunista accedió a conceder a Ferrer algunos de los reclamos”.

Según le comunicó la esposa del disidente, el lunes permitieron “por primera vez durante más de 16 meses la entrada de papel y lápiz” para Ferrer.

Además, las autoridades penales supuestamente iban a permitir, desde esta semana, que el opositor llamara durante 10 minutos a su familia dentro de Cuba.

También prometieron autorizar las visitas familiares cada 25 días y encuentros conyugales todos los meses, pero solo si Ferrer se viste con el uniforme de preso común, algo que el opositor se mantiene negado a hacer.

Ferrer se encuentra en prisión desde el 11 de julio de 2021, cuando fue arrestado junto a su hijo mayor mientras intentaban unirse a las manifestaciones antigubernamentales que estallaron ese día en todo el país.


Derechos Humanos