Skip to main content

Vecinos salvan de la muerte a cubana en medio del huracán Ian

Jacqueline Frómeta Ariza, una cubana residente en Pinar del Río, salvó su vida gracias a la ayuda de vecinos que la rescataron al paso del huracán Ian

Actualizado: 27 September, 2022

 

Yaqueline Frómeta Ariza, una cubana residente en Pinar del Río, salvó su vida gracias a la ayuda de vecinos que la rescataron este martes de su casa cuando pasaba el ojo del huracán Ian por el occidente de la isla.

“Gracias a Dios estoy viva. No importa que haya perdido todo si salvaron mi vida”, afirmó Frómeta Ariza en una publicación de Facebook.

De acuerdo con su relato, “los vecinos me recogieron en el intervalo del ojo del huracán, que hay cierta calma, todavía no ha terminado [y] su cola es más peligrosa que lo que ya pasó”.

Frómeta Ariza compartió videos que muestran la destrucción de su hogar por los vientos del ciclón que ha causado devastación en la provincia más occidental de Cuba. La vivienda de Yaqueline, que no especifica en qué localidad pinareña reside, quedó “sin techo, sin paredes y sin nada”, según se lamenta, por lo que agradece la intervención de sus vecinos antes de que volvieran a azotar las rachas del huracán.

En otro post en la red social, la sobreviviente agradeció “a todos los que han tenido solidaridad conmigo, les digo lo pasé casi todo debajo de mi mesa de la cocina, por un milagro de Jehová Dios estoy viva”.

Ian atravesó el territorio de Pinar del Río durante la mañana de este martes y sobre las 10:00 am el centro del huracán salió por la costa norte de la provincia, en las inmediaciones de Puerto Esperanza, municipio de Viñales. Residentes de varias localidades de la zona han reportado en redes sociales daños materiales sin precedentes.

“Estamos bien, pero esto es un horror. Nunca lo había vivido”, afirmó Eva Norma Bass Daspet, residente del municipio pinareño San Juan y Martínez, en el grupo de Facebook “Huracán Ian en el oeste de Cuba”.

Lázaro Manuel Alonso, reportero de la televisión oficial, compartió en redes sociales el testimonio de su anciano padre, residente en Pinar del Río: “'Desolación y destrucción. Vivimos horas de terror. Aquí no ha quedado nada'. Son las palabras de mi padre, que, a sus 70 años, asegura no haber vivido antes el miedo y la incertidumbre de esta madrugada”, escribió Alonso en Facebook.

Según la última actualización disponible del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología (Insmet), al momento de publicar esta nota, los vientos máximos sostenidos de Ian descendieron hasta 185 kilómetros por hora, su presión mínima central ha ascendido hasta los 963 hectoPascal y se mueve al norte a 17 kilómetros por hora.

De acuerdo con el Insmet, la persistencia de vientos fuertes del noroeste asociados a la circulación del ciclón, generarán fuertes marejadas en toda la costa norte de la región occidental, donde se producirán inundaciones costeras en zonas bajas de este litoral.


Noticias de Cuba