Skip to main content

Madre cubana y presa política Lizandra Góngora está semidesnuda en la cárcel, denuncia su esposo

Lizandra Góngora, prisionera en Cuba tras las protestas de julio de 2021, se encuentra semidesnuda y sometida a maltratos en la cárcel de mujeres conocida como El Guatao

Actualizado: 5 October, 2022

 

Lizandra Góngora, prisionera en Cuba tras las protestas de julio de 2021, se encuentra semidesnuda y sometida a maltratos en la cárcel de mujeres conocida como El Guatao, en La Habana, según denunció su esposo, Ángel Delgado.

“Lizandra está en cueros en una celda, se metió cinco días sin comer. En estos momentos está encuera, sin una ropa, la ha visto todo el mundo, la sacaron desnuda del destacamento donde ella estaba”, dijo Delgado en un video, tras visitar a Góngora este martes 4 de octubre.

La joven madre se niega a vestir la ropa de reclusa común que las autoridades quieren imponerle. Delgado, padre de cuatro de los cinco hijos de la activista opositora, también denunció que la maltratan en la cárcel.

“La cogieron por el pelo, la mayor Yasnay la cogió por el pelo. Le pusieron un par de esposas, Yasnay le apretó tanto las esposas, que se las dejó marcadas en las manos”, asegura el esposo de Góngora.

De acuerdo con lo que narra Delgado, la prisionera estuvo tantos días sin alimentarse porque rechazó ingerir la comida del penal y fue castigada por sus carceleras. “La tienen pasando frío, la dejaron 5 días sin comer y en su taquilla tenía sus alimentos. Le dijeron que no se los podían dar porque se había perdido la llave”, denunció.

El esposo también afirma que Lizandra Góngora tiene la boca “cuarteada” por la deshidratación y tuvieron que ingresarla, con la presión baja, en el hospital de la prisión.

Según declaró Delgado a Diario de Cuba, Lizandra está “en ropa interior, sin pelo y negada a comer la comida de la cárcel por miedo a adquirir alguna enfermedad”.

“Ella está constantemente vigilada por cámaras en la celda del hospital, todo ha sido un abuso con ella'”, lamentó el esposo.

El Tribunal Supremo Popular declaró el pasado 4 de agosto “sin lugar” el recurso de casación interpuesto a favor de la opositora, y ratificó la sentencia de 14 años de cárcel por manifestarse en Güira de Melena, Artemisa, informó Radio Martí.

Las autoridades acusaron a la joven de forzar la entrada de una tienda estatal que vende en MLC (moneda libremente convertible). En un video filmado antes de su detención, Góngora Espinosa asegura que observó la manifestación frente a la tienda sin entrar, y que luego de resultar herida en una pierna, salió huyendo.

En una llamada hecha por la prisionera a mediados de agosto, declaró sentirse “más fuerte y capaz” en su oposición al gobierno de Cuba. “Mis principios y mi posición política no son negociables. No voy a bajar la cabeza ni a doblar mis rodillas frente a tanta injusticia y corrupción” por parte de “los Castro” y el presidente designado Miguel Díaz-Canel, afirmó Góngora en una grabación de audio.


Derechos Humanos