Skip to main content

Cuba: no hay papel ni para los materiales escolares

Esta semana también se conoció que Etecsa, monopolio estatal que provee servicios de telefonía e Internet en la isla, tampoco tiene papel para imprimir las facturas de sus clientes

Actualizado: 16 December, 2022

 

El curso escolar del período 2022-2023 acaba de comenzar en Cuba y una de las principales preocupaciones de alumnos y padres es el acceso a la base material de estudio

Ena Elsa Velázquez Cobiella, titular del Ministerio de Educación (Mined) del régimen, declaró que el país cuenta con una disponibilidad de papel que solo permitirá la producción de una parte de los cuadernos de trabajo y libros de texto que se requieren, según reportó este jueves el periódico Granma, diario oficial del Partido Comunista.

Sin embargo, recientemente la propia Velázquez lo que dijo fue que no se había concluido con la producción y distribución de estos medios de enseñanza. La funcionaria comentó que se priorizarían los cuadernos de trabajo de Matemáticas y Escritura para los primeros grados; los de inglés en todas las enseñanzas y, en el caso de preescolar, el cuaderno de trabajo de relaciones especiales, nociones elementales de matemática y preescritura, según informó el citado diario oficialista.

Sobre la entrega de libretas y lápices la titular del Mined dijo que será entre “un 50 y un 60 % del total que usualmente se ofrece y se irá completando de acuerdo con la producción que facilite la industria”.

La Ministra añadió que se adelanta en “el trabajo de reparación, recuperación y redistribución de libros de texto de acuerdo con las matrículas”, lo que significa que los textos que distribuye el régimen son los usados en cursos anteriores, ahora restaurados . Estos libros son los mismos que se entregan cada año desde hace décadas y la mayoría de los ejemplares se encuentra en pésimas condiciones.

El Granma publicó que, dadas las circunstancias, una de las soluciones propuestas por las autoridades del sector de educación consiste en que los alumnos compartan los libros: “cada una dupla ante la falta de material en las escuelas; aunque estas soluciones no son aplicables a los cuadernos de trabajo”.

En tanto, el Mined propone que se descarguen los ejemplares que están disponibles en el portal digital Cubaeduca, sin considerar que el país tiene una de las tarifas más altas a nivel mundial de conexión a Internet y una profunda crisis económica que afecta a la mayoría de las familias.  

Esta semana también trascendió que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (Etecsa), monopolio estatal que provee servicios de telefonía e Internet en la isla, tampoco tiene papel para imprimir las facturas de sus clientes.

De acuerdo con una nota publicada por la empresa dirigida a sus clientes de “telefonía básica”, por la “falta de disponibilidad de papel y otros insumos, no será posible distribuir la factura telefónica en su versión impresa”.

Según explicó la compañía, los usuarios del servicio podrán conocer el monto de lo que deben pagar a Etecsa “a través de correo electrónico (suscribiéndose a factura electrónica); llamando al 112; consultando las aplicaciones Transfermóvil y Enzona” o accediendo a servicios en línea en www.etecsa.cu.