Skip to main content

Medallista olímpico cubano se encuentra en mal estado físico en Venezuela

El boxeador, subcampeón olímpico de Moscú 80, está radicado en el país sudamericano y no lo está pasando nada bien

Image
Púgil Hipólito Ramos, de 67 años
Montaje ADN Cuba | Púgil Hipólito Ramos, de 67 años

Actualizado: Fri, 01/19/2024 - 10:19

 

Usuarios en redes sociales denunciaron el mal estado físico del subcampeón del boxeo cubano en Moscú 80, el púgil Hipólito Ramos, de 67 años, quien lleva años radicado en Venezuela.

En una publicación de Facebook de Darwin Felipe Parada Colina, un cubano residente en dicho país sudamericano, se ve al exboxeador muy delgado y con una bolsa de tela sucia en las manos. Ramos sonríe a la cámara desde el contén de una acera.

Al respecto, decenas de comentarios expresaron la preocupación por su deterioro físico y algunos cubanos aseguraron que al exboxeador le había ido mal en ese país.

“Un gran personaje. La humildad es su virtud”, "Es increíble en la situación que está nuestro amigo pinareño" y “Soy pinareña y realmente no se parece ni a él; qué pena, caramba, es buen ser humano", fueron algunas de las reacciones a la imagen del exdeportista cubano.

1

Sobre su paradero en Venezuela, una mujer dijo en redes que el veterano estaba radicado en el municipio de Sucre.

“Cuando estuve de misión allá lo vi. Yo soy amiga de sus hijos, él estaba trabajando boxeo en un área deportiva", contó.

Hipólito Ramos Martínez es oriundo de Pinar del Río y nació el 30 de enero de 1956. Obtuvo la medalla de plata en los -48kg, en el evento de boxeo de los Juegos Olímpicos de Moscú 1980. En la final perdió contra el ruso Shamil Sabirov en puntos.

Ramos Martínez no es la única gloria deportiva cubana que ha sido abandonada a su suerte por el régimen.

Hace apenas una semana usuarios cubanos en redes sociales denunciaron el estado de abandono del expelotero Jorge Luis Valdés, el lanzador matancero, apodado el “zurdo de oro” de la pelota cubana.

Con 234 triunfos y 166 reveses, Jorge Luis Valdés es el segundo lanzador con más triunfos en la historia del béisbol cubano. Solo el pinareño Pedro Luis Lazo, con 257 éxitos, supera al zurdo en el ranking de los clásicos nacionales. Pero Valdés es el único lanzador siniestro de la pelota cubana con esas credenciales.

Entre sus hazañas se cuenta el haber sido pieza clave en los dos títulos consecutivos logrados por los Henequeneros a principios de la década del 90 en los campeonatos cubanos.