Skip to main content

Familia demandó a Airbnb tras muerte de bebé de 19 meses por fentanilo durante vacaciones en Florida

Lydie y Boris Lavenir pusieron a su bebita a dormir la siesta. Cuando la madre entró a la habitación a chequear, le vio el rostro de color azul con espuma saliendo de la boca

Actualizado: Mon, 03/06/2023 - 10:15

Una familia francesa demandó a Airbnb luego de que su hija de 19 meses muriera por sobredosis de fentanilo en una casa que alquilaron mientras se encontraban de vacaciones en Florida.

El suceso ocurrió en agosto de 2021, cuando Lydie y Boris Lavenir pusieron a Enora a dormir la siesta luego de pasar una mañana jugando con sus hermanos. Cuando la madre entró a la habitación de su hija, vio el rostro de la bebé de color azul con espuma saliendo de la boca.

Lydie llamó inmediatamente al 911, pero al llegar los socorristas, la menor había fallecido, informó The Washington Post.

La autopsia reveló que la niña tenía una cantidad letal de fentanilo en su sistema. La familia, que es originaria de la isla francesa de Guadalupe en el Caribe, afirmaron que nunca habían escuchado hablar de esa droga.

Hasta el momento no se ha determinado cómo la niña pudo entrar en contacto con el opioide, el cual puede ser fatal incluso en pequeñas dosis.

Los investigadores no hallaron rastros de fentanilo en la casa de alquiler, y sospechan que los padres de Enora podrían ser los responsables. No obstante, la pareja dio negativo en la prueba de droga y no se hallaron rastros del opioide en ninguna de sus pertenencias, indicaron informes policiales.

“Actualmente no puedo determinar cómo la niña Enora Lavenir ingirió el fentanilo”, dijo un investigador en el último informe, de acuerdo con WaPo. La forma de muerte de la niña se ha considerado accidental.

Inquilinos anteriores de la casa admitieron que organizaron una fiesta en la que había cocaína, pero nada que indicara que esas drogas mataron a Enora. Los vecinos también dijeron que hubo una fiesta unas dos semanas antes de la llegada de la familia, según los investigadores.

Pese a que la policía no ha presentado cargos penales en el caso, la familia de la Enora está demandando a Airbnb, al dueño de la propiedad, al administrador del alquiler y al inquilino anterior que organizó la fiesta.

La demanda estipula que en la fiesta se ingirió fentanilo y que la casa no se limpió adecuadamente, reseñó el Washington Post.

El profesor de derecho de la Universidad de Florida, Lars Noah, le dijo al periódico que acusar a los inquilinos anteriores de llevar fentanilo a la casa suena “tremendamente difícil en estas circunstancias”.

De momento Airbnb no ha emitido una respuesta a la demanda, mientras que el propietario y el inquilino anterior culparon a los padres de la niña en sus respuestas cuando comparecieron ante el tribunal.

El arrendatario, que reservó a través de Vrbo, dijo que no se hacía responsable de lo que ocurriera con la casa luego de irse, incluso si se limpió o no.