Skip to main content

EEUU anuncia procesamiento completo de visas en La Habana a partir de enero de 2023

El Gobierno de los Estados Unidos confirmó fecha para reanudar, en su Embajada de La Habana, el procesamiento completo de visas de inmigrantes

Actualizado: 9 November, 2022

 

El Gobierno de los Estados Unidos confirmó este miércoles que reanudará en enero de 2023, en su Embajada de La Habana, el procesamiento completo de visas de inmigrantes para cubanos.

“Nos complace anunciar que la Embajada de EE. UU. en Cuba reanudará el procesamiento completo de visas de inmigrante el 4 de enero de 2023”, informó en Twitter la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado.

El anuncio se hizo luego de una reunión en el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano (Minrex), entre el vicecanciller del régimen, Carlos Fernández de Cossío, y dos altas funcionarias de la Administración Biden: Rena Bitter, secretaria adjunta del Departamento de Estado para Temas Consulares, y Ur Mendoza Jaddou, directora de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración del Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos.

Según una nota del Minrex, Fernández de Cossío “reiteró la importancia de que se reanuden totalmente los servicios migratorios y consulares en la Embajada estadounidense en La Habana, incluido el procesamiento de visas de no inmigrantes”. Asimismo, el funcionario del régimen prometió “contribuir con los pasos necesarios para el pleno funcionamiento de los servicios migratorios y consulares de la sede diplomática” de los EE. UU.

Bitter y Mendoza visitaron Cuba para abordar el restablecimiento total del procesamiento de visas de inmigración a inicios de 2023 y la reciente reanudación del Programa de Reunificación Familiar Parole en la Embajada de EE.UU., indicó el Departamento de Estado al anunciar el viaje.

Según un reporte de El Nuevo Herald, la visita a Cuba de estas funcionarias estadounidenses es la de más alto nivel desde la Administración Obama, al menos que se conozca públicamente.

Los cubanos están en medio del más grande éxodo de la historia del país. A pesar del fin, en 2017, de la política “Pies secos, pies mojados”, decenas de cubanos intentan llegar a las costas de Estados Unidos cada día en embarcaciones precarias huyendo de la crisis económica, social y de derechos humanos que ha tocado fondo en la isla en los últimos dos años.

Durante el año fiscal que culminó en septiembre último, unos 6182 cubanos fueron detenidos por la Guardia Costera norteamericana, intentando llegar a EE. UU., una cifra récord para el último lustro. Además, decenas de miles de migrantes cubanos tratan de ingresar a territorio estadounidense por tierra, tras exponerse a múltiples peligros en la ruta de migrantes a través de Centroamérica.

La agencia de Protección de Aduanas y Frontera de Estados Unidos contabilizó, desde el 1 de octubre del pasado año y hasta el 30 de septiembre último, a 224 607 cubanos que solicitaron asilo político en ese territorio tras cruzar las fronteras terrestres.

En ese periodo, el Gobierno estadounidense hizo entrega de 23 966 visas a cubanos, informó la agencia EFE. De esta manera Washington cumplió con el acuerdo migratorio bilateral de 1994, que estipula la entrega de un mínimo de 20 000 visas al año a los ciudadanos de la isla, pero la estampida ha superado con creces esa cifra.