Skip to main content

Madre cubana rompe el silencio y exige al régimen la libertad de sus hijos, golpeados en protesta

La madre de Hillary Gutiérrez y Frank Artola, hijos del actor Frank Artola, rompió el silencio sobre la detención violenta de los jóvenes tras una manifestación pacífica

Actualizado: 26 October, 2022

 

La madre de Hillary Gutiérrez y Frank Artola, hijos del actor Frank Artola, rompió el silencio sobre la detención violenta de los jóvenes tras una protesta pacífica en La Habana a inicios de este mes y exige en redes sociales su libertad.

Ibis Plasencia envió a ADN Cuba un video en el que emplaza al mandatario Miguel Díaz-Canel y a su esposa Lis Cuesta para obtener reparación por la violencia ejercida contra “los hermanos encarcelados injustamente”. También explica que agotó todas sus posibilidades legales en silencio y que solo le queda recurrir a la denuncia pública en redes sociales.

Hillary y Frank fueron arrestados a golpes en la madrugada del 2 de octubre, tras una manifestación pacífica en la zona de El Vedado habanero. De acuerdo con su madre, “a Frank casi lo matan, [le dieron] brutalmente, hasta desmayarse”.

“Les estoy pidiendo encarecidamente, por favor, suelten a los niños que están encarcelados injustamente, no los priven más de la libertad, están encerrados como pájaros en jaulas oscuras”, lamentó Ibis Plasencia en su conmovedor mensaje.

La represión de agentes del Estado contra los vecinos que se manifestaron de forma pacífica en los alrededores de Línea y F, a inicios de este mes, cambió completamente la vida de la familia Artola-Plascencia. Frank, de 17 años de edad y católico practicante, se estaba preparando para los exámenes de ingreso a la universidad, mientras que su hermana Hillary, de26 años, tiene una niña pequeña esperándola en casa.

“Lis Cuesta, como madre te pido que hagas algo, tú puedes hacerlo. Dile al señor presidente que es el último recurso que tenemos, que los niños no le han faltado el respeto, no han cometido delito, por favor, que los suelten. Si algo malo hubieran hecho no tuviera vergüenza para hablar, pero no han hecho nada”, suplicó Plascencia.

Según la madre, tampoco le aceptan la denuncia de la brutal golpiza que le dieron a su hijo varios agentes vestidos de civil, porque le exigen nombrar al atacante. “Le cayeron entre cuatro, a reventarlo. Lo desmayaron de tantos golpes (...) Qué triste, qué dolor”, denunció.

De acuerdo con el relato de la madre, varios vecinos le confirmaron, a pesar del miedo a sufrir represalias o a ser despedidos de sus trabajos, las denuncias de testigos que presenciaron la detención violenta de Frank Artola y su hermana.

En un documento con fecha del 19 de octubre, enviado por Plascencia a la redacción de ADN Cuba, se lee que la Fiscalía Provincial de La Habana rechaza la solicitud de cambio de medida para los jóvenes prisioneros.

Según la Fiscalía, los hermanos “no tenían ningún tipo de necesidad de estar en dicho lugar [la protestas] máxime cuando en sus inmuebles tenían el vital servicio [eléctrico] que parte de los presentes en dicha concentración estaban exigiendo, lo que realmente demuestra el fin perseguido por ambos”.

Las autoridades del régimen dicen tener “pruebas en contra de ambos imputados” que “demuestran las claras intenciones de desordenar el orden allí que ambos tuvieron en el momento de los hechos”. Agregan que, supuestamente, “con su actuar” Hillary y Frank incitaron a “que más personas se unieran a lo que estaba ocurriendo”.

Auto de Fiscalía
Respuesta de la Fiscalía Provincial

El 29 de septiembre pasado comenzó otro ciclo de manifestaciones en Cuba, con cientos de cubanos participando en marchas en las calles y cacerolazos en La Habana y otros puntos del país luego del paso del huracán Ian. Las demandas iban desde el restablecimiento de los servicios de “agua y luz” hasta exigir “libertad” y criticar abiertamente a los dirigentes del régimen y su gestión de la crisis.

Fue ese el contexto del arresto, el 2 de octubre, de los hijos del reconocido actor Frank Artola. Continúan presos, luego de 24 días, en la unidad de 100 y Aldabó.

“Hasta donde sabemos, 23 [personas] permanecen en detención”, informó la semana pasada Justicia 11J, organización independiente que recopila y verifica denuncias de familiares y amigos de las víctimas de la represión.


Derechos Humanos