Skip to main content

Rompe el silencio viuda del cubano fallecido en altercado con actor Pablo Lyle

Mercedes Arce, viuda de Juan Ricardo Hernández, el cubano que murió tras un altercado de tráfico con el actor mexicano Pablo Lyle, dijo estar agradecida porque “se hizo justicia”

Actualizado: 5 October, 2022

 

Mercedes Arce, viuda de Juan Ricardo Hernández, el cubano que murió tras un altercado de tráfico con el actor mexicano Pablo Lyle, rompió el silencio y dijo estar agradecida porque “se hizo justicia”.

A tres años del incidente que le costara la vida a Hernández, el actor mexicano fue declarado culpable de homicidio involuntario este martes 4 de octubre. El caso se remonta a 2019, cuando Pablo Lyle golpeó durante un altercado al hombre de 63 años, quien cayó al piso y murió cuatro días después en un hospital de Miami, a causa de un traumatismo en la cabeza.

La pareja de la víctima rompió en llanto desconsoladamente en plena sala de la audiencia y unos minutos después ofreció ante la prensa sus primeras y escuetas declaraciones. Arce aseguró que había sido por la justicia “del Señor” que condenaron a Pablo Lyle.

Aunque en un principio se negó a dar comentarios, tras la insistencia de una reportera en las afueras del tribunal estatal de Miami-Dade, Arce también declaró: “Estoy sin palabras”. Varios familiares del fallecido también estaban presentes en la audiencia.

          Ver esta publicación en Instagram                      

Una publicación compartida de ElGordoyLaFlaca (@elgordoylaflaca)

 

Según los reportes de los medios que cubrieron el juicio durante las dos semanas que duró, las imágenes que se suscitaron en la corte fueron “desgarradoras”. Cuando se comunicó la decisión del jurado que encontró culpable a Lyle, la familia del que fuera protagonista de telenovelas corrió a abrazarlo, y él se despidió de su esposa dándole un beso.

El actor podría enfrentar una sentencia de hasta 15 años de prisión, que un juez dictará en una audiencia futura.

La defensa del artista mexicano, que durante todo el proceso legal permaneció en arresto domiciliario y durante la audiencia de alegatos finales no ejerció su derecho a testificar, sostuvo que Lyle actuó para protegerse, y solicitó la desestimación del caso bajo la ley de defensa propia del estado de Florida.

Sin embargo, en sus argumentos finales, la fiscal Gabriela Alfaro sostuvo que lo ocurrido no fue una escena de telenovela, sino algo real.

En su alegato final, Alfaro repitió las palabras que Hernández habría dicho antes de caer mortalmente al suelo: "Por favor, no me hagas daño".


Sur de la Florida